Resultados de dos campa�as espeleol�gicas en Picos de Europa : Asturias
ENDINS, n* 22. 1998. Palma de Mallorca.
RESULTADOS DE DOS CAMPAÑAS
ESPELEOLÓGICAS EN PICOS DE EUROPA
(Asturias)
Por Antonio MERINO '
Resum
Durant els rnesos de seternbre dels anys 1996 i 1997 un interclub integrat per espeleolegs
del Grup Espeleo Llubi i de la Secció d'espeleologia de I'ANEM, va dur a terrne sengles carn-
panyes espeleologiques a Picos de Europa. Un total de 17 cavitats varen ésser explorades i
topografiades. Es va assolir la rnajor fondaria a la Torca Bellaescusa arnb 58 m.
Abstract
In septernber 1996 and likewise in 1997 an interclub group rnade up of rnernbers frorn Grup
Espeleo Llubi and frorn ANEM's Speleologic Section carried out caving expeditions in the Picos
de Europa. In total 17 caves were explored and surveyed, with the Torca Bellaescusa reaching
the greatest depth, 58 m.
Situación Geográfica de la zona
Marco geológico
Se solicitó permiso y autorización a la Federación
La zona de estudio está constituida principalmente
Asturiana de Espeleologia siendo asignada un área
por calizas de edad carbonífera. Son materiales que van
situada en el Sector N.E. del Macizo Oriental de Picos
desde el Namuriense medio y superior hasta el
de Europa, cercana a la población asturiana de Panes.
Westfaliense. De muro a techo se distinguen litológica-
En los años 1996 y 1997 se realizaron campañas
mente las siguientes unidades:
espeleológicas por parte del interclub formado por espe-
1) En la base tenemos la caliza de Montaña, en la
leólogos del Grup Espeleo Llubí y de la Secció d'espele-
cual se distinguen dos formaciones, por un parte la
ologia de I'ANEM. Los miembros integrantes fueron Tolo
Barcaliente y por otra la Valdeteja. La primera se carac-
Cabanellas, Guillem Mulet, Pep Vega y Antoni Merino.
teriza por una caliza de color negro, grano fino y un
El área del trabajo está delimitada al N por el tramo
característico bandeado milimétrico de tonos claros y
de carretera (comarcal 6312) que discurre desde el
oscuros, pasando progresivamente a unas calizas masi-
Embardo por Niserias hasta el Pontó. Por el W por el
vas de color gris y grano más grueso que representa ya
Barranco de Rubo hasta la Collada Garabín. Por el S por
la Formación Valdeteja. El espesor total de la serie se
otro barranco (río de San Esteban) que discurre desde
situa entre los 500 y los 600 m de potencia.
la Collada antes citada, hacia el pueblo de San Esteban
2) Caliza de Picos de Europa, situada directamente
y desde esta villa hasta la carretera nacional 621 a tra-
sobre la anterior diferenciándose de aquella por el tipo
vés del barranco de Río Rumenes. El río Deva cierra por
de facies. La parte inferior de la formación se caracteri-
el E la zona asignada. El relieve es bastante irregular,
za por una caliza oscura de grano fino y color blanco
siendo el punto más elevado Cabezo Vigueras con 131 9
intenso en fractura reciente, sobre estos niveles se
m de altura. Las coordenadas U.T.M. de situación de las
situan otros de calizas grises y rosadas, de aspecto bre-
cavidades son referidas al plano escala 1:25.000.
choide. La potencia total de esta formación puede alcan-
zar los 700 m.
3) Hacia la parte N de la zona existe un pequeño
afloramiento de areniscas y arcillas rojizas que parece
1 Seccio d9Espeleologia ANEM.
representar niveles del Buntsandstein.

Figura 1: Plano de la zona explorada y situación de las cavidades. Los
números se corresponden con los del texto. Cortesía de la
Consejeria de Ordenación del Territorio, Obras Públicas,
Urbanismo y Medio Ambiente del Principado de Asturias.
Descripción de las cavidades
1 .- TORCA DEL SAPO (PB-1)
Coordenadas U.T.M. : 366.495 1 4.795.440 - 81 0.
La boca de acceso conduce a un pozo de unos 6 m
de profundidad, que comunica con una pequeña sala
con el suelo cubierto de bloques y barro. Hacia la parte
SW, sobre una rampa muy inclinada se encuentran unas
curiosas formas de lapiaz subterraneo. Alcanza una pro-
fundidad máxima de 7'5 m.
El origen de la cavidad hay que buscarlo en las
numerosas diaclasas que fracturan toda la zona, muy
visibles en el exterior, unido a una iunta de estratifica-
Foto 1: Campamento de la expedición en El C0llÚ. Foto Pepe Vega.
ción que ha influido también en la morfología de la cavi-
dad.
La estructura tectónica de la región se ve afectada
por la existencia de una serie de cabalgamientos aso-
2.- TORCA DE LA LOMBRIZ (PB-2)
ciados a pliegues y fallas, siendo vergentes hacia el S y
Coordenadas U.T.M. : 366.560 / 4.795.395 - 850
con dirección E-W en el área de trabajo.
La entrada de esta sima da acceso a un primer pozo
de 5 m, que acaba sobre una repisa, en cuya parte N un

Foto 2:
Perspectiva parcial de la zona de trabajo hacia Cabezo
Vigueras. Foto A. Merino.
TORCA DEL SAPO
PERAMELLERA BAJA
(ASTURIAS)
TORCA LA LOMBRIZ
TopopnRa
PERAMELLEFLA BAJA
A. Merino I B. Cabanellai
(ASNRIAS)
ANEM
124s.00
Topografia
J vega 1 G Mulet
A N E M I G E L L
124s 86
A'
O
2
4rn.
a
- -
skrn.
C
estrecho paso conduce hasta el final de la cavidad, a
casi 10 m de profundidad.
Al igual que la cavidad descrita anteriormente, la for-
4.- TORCA BELLAESCUSA (PB-5)
mación y desarrollo de esta sima está íntimamente liga-
Coordenadas U.T.M. : 366.860 1 4.795.460 - 745
da a los grupos de fracturas que cruzan la ladera donde
se sitúa.
Descripción de la cavidad
Una boca de dimensiones máximas 10 x 6 m,
enmascarada por la vegetación, conduce a un pozo con
Coordenadas U.T.M. : 366.540 1 4.795.380 - 860
volumen y de forma alargada. A los 38 m de profundidad
Se localizó una pequeña boca y después de un
se alcanza una repisa, que lleva a una pronunciada
intento de desobstrucción, se vió que no era factible su
rampa cubierta de piedras y barro. Finalizada ésta a 45
acceso debido a sus reducidas dimensiones. Parece tra-
m se encuentra un nuevo pozo de 13 m que desciende
tarse de una pequeña surgencia fósil, colmatada por
hasta la máxima profundidad de la cavidad, a 58 m. El
sedimentos.
fondo está cubierto de piedras y .existe un sumidero
impracticable, que drena en parte las aguas que llegan
hasta este punto de la cavidad.
69

Génesis y morfologías
La cavidad se encuentra instalada sobre una fractu-
ra de dirección NNE-SSW. Primitivamente debieron
existir dos pozos, que con la evolución de la cavidad han
llegado a unirse. Todavía es posible observar restos del
primitivo diafragma separador a 30 m. Morfológicamente
lo más destacable es el volumen del pozo de entrada.
Existe poco concrecionamiento, limitándose al tercio
superior donde hay toda una serie de coladas parietales
en parte erosionadas y algunas en equilibrio inestable.
5.- TORCA TUCIALEU (PB-6)
Coordenadas U.T.M.: 367.530 / 4.795.340 - 620
Descripción de la cavidad
Situada en el fondo de una profunda dolina, la cavi-
dad era desconocida para los lugareños, y fue puesta al
descubierto gracias a la potente desobstrucción efectua-
da. La entrada, de pequeñas dimensiones, conduce a
una galería, de sección reducida al principio, que luego
aumenta de tamaño, cuyo suelo está cubierto de blo-
ques. Después de llevar a cabo tres pequeños desgrim-
pes, se llega a una salita situada a cota 11'5 m. En su
parte N existe un angosto paso que es por donde conti-
nua la cavidad. Superado éste, se entra en un estrecho
conducto que después de unos metros se ensancha un
poco, pero mantiene la altura. Una rampa lleva hasta
TORCA TUCIALEU
PERAMEUERA BAJA
(ASNRIAS)
T o w .
I sidru>, J.VW
I a ~ib.ne1la.1~. MUI-L
A N . € M I G . € L L
1ws.m
-
-10m.

una sala no muy grande, pero bellamente decorada, la
6.- TORCA DE LA ORTIGA (PB-7)
Sala del Reventón.
Hacia la parte E se abre un pozo de 7 m de profun-
Coordenadas U.T.M.: 366.600 / 4.795.595 - 770
didad, de paredes concrecionadas y sin posibilidad de
La boca de acceso se encuentra situada entre los
continuación.
bloques que cubren el fondo de una dolina de dimensio-
En la zona NE de la sala, un resalte lleva a un sec-
nes reducidas. Consta de un pozo de 22 m de profundi-
tor cubierto de bloques y formaciones, en donde se halla
dad, cuyos primeros 6 m son bastantes estrechos y con
otro pozo, de forma bastante irregular y de 10 m de pro-
bloques encajados e inestables siendo el resto del pozo
fundidad, que conduce a una estrechez. Ésta se intentó
de mayores dimensiones. El fondo de la sima está
desobstruir durante la campaña de 1997, pero fue impo-
cubierto de derrubios y la cavidad carece totalmente de
sible superarla.
'
revestimientos litoquímicos.
Sondeada la misma, parece existir un tramo angos-
to de unos dos metros de longitud, y tras él un vacío de
dos metros que cae en una poza. Ésta contiene un
metro de agua aproximadamente, situándose este punto
a 19'5 m de profundidad, al tiempo, se intuye una sala
de medianas dimensiones.
Génesis y morfologías
TORCA LA ORTIGA \\
Es un interesante ejemplo de cavidad sumidero, que
PEPAMELLERI
BAJA
A
IPSNRUSI
funciona sólo en épocas de fuerte precipitaciones o
T O W n n i i
A MsnnolB Ubanillas
fusión de nieve.
&H
3-
E Y
Be
La génesis parece ligada a una serie de fracturas de
dirección variable, aunque predominando las orientadas
según un eje NE-SW. La situación de la entrada de la
cavidad, en el fondo de una dolina, ha provocado que las
'
B
aguas reunidas por ésta converjan sobre una fractura
que, con el tiempo, ha sido ensanchada y ha capturado
un cavernamiento preexistente (Sala del Reventón), que
morfológicamente ha sufrido toda una serie de cambios.
En el primer tramo de la cavidad el agua circula con
fuerza, erosionando mecánicamente. A partir de la pri-
C1
C
mera sala, con el suelo cubierto de barro, el agua pierde
fuerza e inunda el conducto estrecho, al tiempo que va
siendo filtrada por todo este tramo, depositándose en
parte el barro que lleva en suspensión. Aquí se observan
niveles de inundación (estancamientos) que pueden Ile-
7.- TORCA DEL COLLAU (PB-8)
gar a sifonar el conducto en algunos puntos. El resto del
Coordenadas U.T.M.: 367.420 14.795.620 - 700
agua llega hasta la Sala del Reventón, donde lleva a
Descripción de la cavidad.
cabo una ligera erosión del lecho por el cual circula. En
dicha sala se observan varios tipos de morfologías,
La entrada situada en una dolina es de notables
entre los que cabe destacar en la parte S una serie de
dimensiones, dando acceso a una rampa de fuerte incli-
gours junto a acumulaciones de barro. El resto está
nación, con el suelo cubierto de abundante vegetación.
cubierto de coladas y formaciones estalactíticas y esta-
Al final de la misma se encuentra un resalte de unos 4
lagmíticas. Este mismo concrecionamiento ha provoca-
m, a partir de aquí encontramos una nueva rampa muy
do un enmascaramiento de los bloques que forman el
inclinada. La bóveda de esta galería llega a alcanzar los
suelo de la sala, producto de derrumbes derivados de
8 m de altura, en la parte más baja, la galería cambia de
los ajustes mecánicos de la bóveda. Las morfologías de
dirección tomando rumbo W, manteniéndose el mismo
bloques concrecionados son especialmente visibles en
tipo de morfología y una fuerte pendiente. Este tramo es
el pozo, donde se situaría la posible continuación de la
recorrido por un pequeño curso de agua que se pierde
cavidad.
entre bloques, al final de la rampa. A partir de aquí la
A partir de esta zona el agua se filtra por el suelo de
galería toma dirección N. Hacia la parte inferior de la
toda la sala no existiendo ningún punto claro de absor-
cavidad, se encuentran acumulaciones de grandes blo-
ción. Por debajo del suelo de la Sala del Reventón, tene-
ques caídos y consolidados en parte por coladas for-
mos lo que parece ser otra galería, con la poza de agua
mando falsos pisos, en uno de ellos finaliza la cueva.
descrita en párrafos anteriores.

TORCA DEL COLLAU
P E ~ M E L L E R A
BAJA
(ASTURIAS)
Topograna
A. Mefino 1 J. Vaga 1 8. Cabanellas 1 0 . Mulet
A.N.E.M 1 G.E.LL.
1649-96
Génesis y morfologías
El rasgo morfológico más importante lo constituye la
serie de galerías, con suelo muy inclinado y cubierto de
bloques de diversos tamaños, con substanciales acú-
mulos de margas muy plásticas. Cabe resaltar el volu-
men de las galerías, principalmente en la primera parte
1
de la gruta, y también las importantes pavimentaciones
N M
que cubren buena parte del suelo de la cueva.
La génesis hay que buscarla en una importante
C U E V A S O J O Y U
P0nimll.n s i l a l*.blbs)
falla, de dirección N-S con buzamiento W, visible incluso
en el exterior, que aprovechando unos niveles margosos
que han servido de nivel de despegue, ha generado este
importante vacío, que ha ido sufriendo ajustes mecáni-
cos y consolidación de bloques por coladas estalagmíti-
cas.
8.- CUEVA SOJOYU (PB-9)
Coordenadas U.T.M.: 367.680 / 4.795.500 - 680
Descripción de la cavidad
La cavidad está formada por una sala principal y dos
hasta alcanzar la cota más baja de la cueva a 7 m. En la
pequeñas galerías situadas en la parte N. La sala está
zona N parten dos galerías, ambas en sentido ascen-
dividida por una pared artificial de un metro de altura
dente. La situada más al W, de mayor pendiente, tiene
que, junto a otras obras, son fruto de la adaptación de la
el suelo y parte de las paredes cubiertas de coladas
cueva a la actividad del curado de queso. El suelo de la
pavimentarias con algunas estalactitas y estalagmitas.
sala está cubierto de abundante arcilla y algunos blo-
La otra galería situada más al E presentá un gour con
ques y piedras. Hacia el E se va ganando profundidad
abundante agua.

Génesis y morfologías
i l . - TORCA COLLADA PERUJAL (PB-12)
La génesis parece relacionada con una serie de
Coordenadas U.T.M.: 367.760 1 4.796.040 - 868
fracturas de dirección NW-SE, sobre la cuales se insta-
La sima, de 36 m de profundidad, está formada por
la la cavidad. La galería donde se halla el gour tuvo en
dos pozos netamente diferenciados. El primero, de 23 m
un momento dado circulación hídrica, como lo demues-
de desnivel es de sección alargada. En su pared E y a
tran las morfologías observadas. Con posterioridad este
distintas alturas, se observan bloques de gran tamaño
conducto fue abandonado por las aguas y está siendo
encajados. Las paredes están recubiertas de coladas en
cubierto por coladas pavimentarias. Cabe resaltar la
mal estado hasta la cota 16 m, a partir de ese punto aflo-
existencia de una serie de niveles de estancamiento de
ra la roca madre hasta la base del pozo. En su parte N
agua en dicha galería. En la parte W de la cavidad
y a unos 2 m por encima del suelo se abre una ventana
encontramos una pequeña sala, con el suelo cubierto de
que comunica con una estrecha y corta galería. El suelo
arcilla, situada en parte debajo de la galería con mayor
del pozo de acceso está cubierto por piedras de distin-
desnivel, estando ambas enclavadas sobre la misma
tos tamaños. En la parte E encontramos la continuación
fractura. El resto de la cueva lo constituye una sala de
de la cavidad a través de un nuevo pozo de sección'cir-
mediano tamaño.
cular, con paredes de roca en buen estado, que nos Ile-
vará hasta la parte más profunda de la sima.
9.- TORCAJU JOYU RUlZ (PB-10)
La cavidad está instalada sobre una fractura de
dirección E-W, generada por la propia tectónica de la
Coordenadas U.T.M.: 367.600 1 4.795.790 - 737
zona.
Se trata de una pequeña sima, que en tiempos de
lluvias recoge parte de las aguas de la dolina donde se
sitúa, habiéndose llevado a cabo un acondicionamiento
para facilitar la entrada y salida a la misma. Ha sido
empleada por los pastores para mantener en su interior
P E R U J A L
comida y agua fresca en tiempos de tareas agrícolas.
Penamellara Baja (Astucias)
A. Merino 1 B. Cabanellas 1 G.Mulet
TORCAJO J O Y U RUlZ
~anameiian
~ r u a r i i s )
T o m n A .
A. Menno 1 G. Mulet
ANEM .
G.E.LL
i O.- CUEVA COLLADA PERUJAL (PB-11)
Coordenadas U.T.M.: 367.720 1 4.796.000 - 850
Balma sin ningún tipo de interés.
C U E V A C O L L A D A P E R U J A L
Penamellen 8.1. (*itur!asj
I
Top~gmIia
B. Cabanellas 1 J. Vega
ANEM
1
800-07
12.- TORCA DE LOS DESAMPARADOS (PB-13)
Coordenadas U.T.M.: 367.950 14.796.150 - 808
Se trata de una sima de lapiaz que aprovecha una
fractura de dirección WSW-ENE.

ria que se prolonga unos pocos metros en direccion SE.
En el otro extremo, un paso entre bloques lleva hasta
[ TORCA DE LOS DESAMPARADOS
una sala que se extiende en direccion N, formando una
Penamallsn Baja (Asturlas)
1
I
T O P O B R ~ ~
rampa que va ganando altura hasta alcanzar la superfi-
J. Vega I B. Cabanellas
ANEM
I
cie a traves de una segunda boca.
1009-97
Génesis y morfologias
El hecho morfologico mas destacable de la cavidad,
es la presencia de grandes cantidades de barro y arcilla,
que forman las paredes. Se observan tambien grandes
bloques de piedra desprendidos tanto del techo como de
las paredes.
La genesis de la cavidad esta ligada a una zona de
contacto entre la caliza y unos materiales arcillosos, que
forman parte de un collado atrapado entre la ladera cali-
za de la montaña donde se situa la Collada Perujal y una
1
I
pequeña barra de naturaleza caliza. La boca situada
13.- TORCA DEL NlDO (PB-14)
bajo el "castro" parece generada por la erosion del agua
al aprovechar ese punto para infiltrarse, mientras que la
Coordenadas U.T.M.: 367.880 / 4.796.1 60 - 81 5
otra entrada se ha formado como consecuencia del
Una boca en forma de " T " nos situa en un pozo de
colapso de 10s materiales arcillosos, motivado por la
11 m de profundidad. La cavidad se instala sobre una
existencia de un vacio previo, que estaria situado donde
fractura de dirección WNW-ESE.
ahora esta la sala antes mencionada.
15.- CUEVA DE LA MINA
Coordenadas U.T.M.: 366.760 / 4.795.680 - 730
T O R C A D E L N l D O
Pefiamellera Baja (Astunas)
Descripcion de la cavidad
TOPWRfi.
A. Merino I G. Mulet
ANEM I G.E.LL
La boca de entrada da acceso a una galeria de
1009-97
pequeño tamaño y techo bajo. Hacia el final de la gale-
ria las dimensiones se reducen y tras superar un estre-
cho paso entre coladas y formaciones, se localiza la
boca de una sima natural. Un unico pozo de unos 11 m
de profundidad, conduce a una repisa desde la que se
descienden unos 3 m mas. A partir de este punto conti-
nua una rampa descendente, que se hace impracticable
a 18 m que es la profundidad maxima que alcanza la
cavidad.
Morfologías
Debido a 10s trabajos de mineria llevados a cabo en
la cavidad en busca de plomo, la morfologia de la misma
ha cambiado notablemente. Parece ser que antes de la
investigacion a la que fue sometida, existia una cavidad
natural formada por una única galeria estrecha y baja,
con restos de concrecionamientos y algunas coladas
que enlazaba por un estrecho paso con la sima que exis-
te al final. Ésta tiene las paredes cubiertas de todo tipo
14.- TORCA POZU BERMEJO (PB-15)
de formaciones litoquímicas.
Coordenadas U.T.M.: 367.520 / 4.795.790 - 755
Descripcion de la cavidad
La entrada situada al pie de una pared de piedra
(castro), es de pequeño tamaño y conduce a un pozo de
unos 10 m de profundidad. En la base se abre una gale-
74

Peílamellera Baja (Asturias)
TOpoarsfiS
G. Mulet 1 A. Merino
A
l
-D
CUEVA DE LA MlNA
PERIYELLERL
BU&
(A3TURUS)
TOrn"".
1 V W I C M","
O
4
8 m
I I H L M l s L L
,m" L
u
...
-E
C-
D
16.- MlNA ARGAYÓN
medias de 2 x 2 m. Mide unos 344 m de longitud, y de
Coordenadas U.T.M.: 366.960 14.796.180 - 540
ella parten una serie de pequeñas galerías que suman
unos 1 12 m más, llegando el desarrollo total de las labo-
Descripción de la cavidad
res a los 456 m.
El objeto del estudio y topografía de la Mina
En general, está desprovista de entibación y hastia-
Argayón viene motivado por la necesidad de describir y
les, ya que la roca donde se abren las galerías es caliza
situar las tres torcas que la labor minera de investigación
en buen estado, por lo que no se precisa asegurar
cortó durante el curso de sus trabajos.
techos ni paredes. El único punto donde se 0 b s e ~ a n
La Mina Argayón está formada por una galería prin-
algunos trabajos de entibación es en el señalado en la
cipal de sección subcuadrada, con unas dimensiones
topografía por una "a".

En la Galería principal y a 75 m de la entrada, una
ción de aguas freáticas cargadas de minerales prove-
bifurcación a la izquierda conduce a diversas galerías,
nientes de los sedimentos pérmicos.
algunas parcialmente inundadas. El material que forma
Los minerales que se intentaron explotar fueron
este sector de la mina es muy arcilloso, por lo que en
principalmente galena y blenda, aunque también parece
esta zona se concentran los trabajos para asegurar
hallarse algo de cinabrio.
techos y paredes. El desprendimiento de estos materia-
Más que de una explotación minera en sentido
les ha provocado que el agua se embalse en algunos
estricto, parece tratarse de una investigación minera a
puntos. Son de destacar las copiosas filtraciones que
gran escala efectuada en toda la vaguada y siempre
mantienen un pequeño curso de agua, que llega hasta la
buscando la importante falla que afecta a la zona.
boca de la mina formando charcas. Parece existir un
nivel superior, con una galería de pequeñas dimensio-
Torca Argayón I
nes, que conduciría hasta una chimenea sobre la
Galería principal, a 37 m de la entrada, esta labor no fue
Se trata de una sima de 25 m de profundidad, cuyo
explorada debido al precario estado en que se encuen-
suelo, a modo de rampa, está constituído por piedras
tra.
vertidas a su interior durante los trabajos en la mina. En
De nuevo en la Galería principal, a unos metros des-
la parte más profunda está revestida de un potente con-
pués de la bifurcación antes descrita, se abre a la dere-
crecionamiento, pudiéndose observar un tipo interesan-
cha otra galería que lleva hasta la Torca Argayón l.
te de espeleotema, los conulitos en abanico (HILL &
Unos metros más adelante se pueden observar algunas
FORTI, 1997) que se encuentran adosados a las pare-
catas. Prosiguiendo se llega a una bifurcación en forma
des. Ascendiendo por la rampa en dirección S aparecen
de "Y", cuyo ramal izquierdo conecta con la Torca
restos de una labor minera. Esta cavidad se formó al
Argayón 11.
entrar en coalescencia una serie de pozos que todavía
La bifurcación, presenta en el centro un hundimien-
se pueden ver formando chimeneas en el techo de la
to del suelo, (punto "bu de la topografía), producido posi-
misma.
blemente por la circulación del agua. Ésta procede de
una fractura en forma de chimenea, cortada por la gale-
ría. El suelo, constituído por restos del estéril allí depo-
sitado ha sido erosionado por el paso del agua. Esto
Penamellen Baja (Astuda.)
parece indicar la existencia de una sima natural, cortada
J Vega 1 A Merino I G. Mulet
por las labores mineras que sería utilizada para verter en
ANEM > E
ELL
17.0947
ella los restos de las rocas extraídas en la construcción
de la galería. Se intentó explorar esta posible sima,
pudiendo comprobar que se comunicaba con otra oque-
dad, situada a escasos metros de la boca de la Torca
Argayón I
(punto "c" de la topografía). La exploración
fue abandonada debido al estado en que se encontraba
el embudo de entrada.
Continuando por el ramal de la derecha, la galería
va girando hasta que localizamos la Torca Argayón 111.
A partir de aquí, la Galería principal se mantiene con una
dirección constante durante 115 m para girar luego en
ángulo recto y acabar 40 m después.
Mineralización
La dirección general de las labores en la Mina
I
Argayón son ESE, dirección que se corresponde con la
seguida por una importante falla, que atraviesa toda la
vaguada donde se sitúa la mina y toda una serie de
Torca Argayón 11
importantes trabajos mineros asociados. Éstos han
supuesto incluso algún cambio en la topografía del terre-
De las tres simas localizadas en el interior de la
no, pudiendo observarse principalmente en la parte más
mina, esta es la que alcanza un mayor desarrollo. Se ini-
alta de la vaguada.
cia con un rampa formada por restos de estéril que fina-
Según E. Martínez García (1 984),
estas mineraliza-
liza sobre una serie de bloques naturales encajados
ciones son de edad pérmica y están asociadas a los
entre las paredes del pozo. Hacia el SW, a 6 m una repi-
sedimentos de esa edad que recubrieron la zona. Se
sa y una galería descendente conducen hasta el lecho
depositaron en las fracturas posiblemente por la circula-
de un reducido aporte hídrico que desemboca de nuevo

al pozo de entrada. En este punto se va descendiendo
zando un punto donde se bifurca. Se prosigue por el
entre los bloques encajados hasta llegar a una repisa
lado SE hasta que la galería cambia de dirección, en
desde donde se puede bajar el siguiente resalte. El agua
este momento y a la izquierda se abre un balcón. Una
se abre paso entre las rocas y se precipita formando una
vez superado éste se alcanza un rincón bellamente
pequeña cascada. A partir de aquí se desciende por una
decorado. De nuevo en la galería y en sentido contrario
rampa de bloques, hasta llegar al punto más profundo
(dirección SW) una ventana conduce de nuevo a la
de la cavidad a 32 m.
base de la cascada anterior.
El agua que recorre la cavidad hasta este lugar, se
La génesis de la cavidad parace ligada a varias frac-
pierde entre las piedras que cubren el suelo. Hacia la
turas de dirección NW-SE que afectan a la zona donde
parte W por encima de una rampa de materiales prove-
está enclavada la sima. El hecho antes mencionado, de
nientes de la mina (éstos deben proceder del socavón
la presencia en el fondo de la cavidad, de materiales
situado en la bifurcación de la Galería principal de la
procedentes del socavón situado en la galería principal
mina, ver topografía punto "b"), un estrecho paso con-
de la mina, nos da una idea del notable cavernamiento
duce a una galería de modestas dimensiones que va
que debe haber en esa zona. Téngase en cuenta que el
ascendiendo para luego iniciar una breve bajada, alcan-
desnivel existente entre un punto y otro es de 32 m.

,
I
Peñimellera Baja (Asturias)
T o m n ñ .
A. Merino 1 O. Mulet
bNEM - G.ELL
,,m-e,
Foto 3: Torca Argayón l. El suelo está cubierto de estéril arrojado
desde la mina durante su funcionamiento. Foto G. Mulet.
Los espeleotemas más destacables, son los conuli-
tos en abanico, pegados a las paredes y encontrándose
siempre en grupos de decenas de individuos. En su inte-
rior es posible observar unas masas de formas coraloi-
des. Destacan también las marmitas que forman parte
del suelo de la rampa, en el fondo de la sima, y que son
recorridas por el aporte hídrico.
Torca Argayón III
Cavidad constituída por un resalte de 7 m de desni-
vel y una rampa cubierta de rocas vertidas desde la
mina, alcanzando todo el conjunto una profundidad de
15 m. A media rampa y hacia el E se abre una pequeña
galería donde conulitos en abanico tapizan algunas de
sus paredes.
En la vertical del punto donde la mina cortó la cavi-
dad natural, existe un importante aporte de agua que
cae desde lo alto del pozo, formando una poza en su
base.
Foto 4: ~onulitos
en abanico. Foto A. Merino.
Merece destacar la observación, hecha en algunos
puntos de la rampa, de unos niveles a +2 m sobre el
suelo, con marcas dejadas por parte de los materiales
vertidos desde la mina. Esto parece indicar la existencia
de un asentamiento y compactación de todo este mate-
rial, debido principalmente al aporte de agua existente
que procede de la parte superior del pozo.

Agradecimientos
Debemos agradecer a todas las entidades colabo-
radoras la ayuda concedida para hacer posible la reali-
zación de estas campañas, de un modo especial al
Consell Insular de Mallorca por su patrocinio; también a
la Direcció General d'Esports del Govern Balear, en
especial al Director General, Sr. D V e n t u r a Blach i
Amengual por su cooperación, interés personal y apoyo;
a la Federación Española de Espeleología; a Mateu
Ramis de Llubí; al ANEM y a Manuel Samperio delega-
do de la empresa Vogelsang Ibérica por el apoyo pres-
tado. Extender un particular agradecimiento a la
Federación Asturiana de Espeleología por la concesión
de la zona de trabajo, y a su presidente y amigo Juanjo
González, por su dedicación y consejos. No podemos
cerrar este capítulo de agradecimientos sin hacer espe-
cial mención a la maravillosa acogida que hemos tenido
por parte de todo el pueblo de Cuñaba y singularmente
a María y Paco.
Bibliografia
HILL, C. & FORTI, P. (1997): Cave minerals of the world. National
Speleological Society. 463 págs. Huntsville, Alabama.
INSTITUTO GEOLOGICO Y MINERO DE ESPAmA. (1984). Hoja 56;
Carreña - Cabrales. Madrid. Escala 1:25.000