Estratigraf�a y fauna del yacimiento k�rstico de cala Morlanda : Manacor, Mallorca
ENDINS. n.O 16. 1990. Palma de Mallorca
ESTRATIGRAFIA Y FAUNA DEL YAClMlENTO
KARSTICO DE CALA MORLANDA.
(Manacor, Mallorca)
por Joan PONS-MOYA*
Resumen
Trabajos posteriores al descubrimiento de Myotragus pepgonellae MOYA-SOLA y PONS-
MOYA (1982), en el yacimiento de Cala Morlanda (Manacor), nos han permitido el acceso a
niveles fosiliferos desconocidos en aquellas fechas; estos son todavia mas antiguos que el
que libró la especie citada mas arriba. Los materiales obtenidos recientemente, a pesar de
ser escasos, permiten acceder a una interesante información sobre formas muy primitivas
--dentro, como es Iógico, de nuestros actuales conocimientos en la linea evolutiva del genero
Myotragus en la isla de Mallorca, pero que tambien podria extenderse a otras islas del Medi-
terraneo Occidental.
A b s t r a c t
Aíter the discovery of Myotragus pepgonellae MOYA-SOLA & PONS-MOYA (1982), in
Cala Morlanda site, new diggings have shown fossiliferous levels previously unknown in that
date; these levels are still older than the ones that yielded the above mentioned species. The
new materials, in spite of their scarcity, give us interesting information about very primitive
forms of the evolutive line of genus Myotragus in our island, and perhaps in other islands of
the West Mediterranian.
lntroduccion
Uno de 10s yacimientos paleontológicos de origen
obtenia mas material de M. pepgonellae. Estos nuevos
karstico mas notables por su fauna y cronologia es
niveles inferiores nos han permitido conocer forrnas de
Cala Morlanda (Manacor). Este depósito osifero fue
mayor arcaismo que la mencionada. A nuestro pesar,
dado a conocer por BAUZA (1961) y posteriormente
el material es muy pobre y fragmentari0 pero, como
fue descrit0 por BUTZER y CUERDA (1 965). Los ulte-
comentaremos en su mornento, nos perrnite observar
riores trabajos realizados permitieron la obtención de
un estadio en la evolución de nuestro genero insular
una muestra de materiales que facilitaron la descrip-
que era presumible, pero del que hasta la fecha no se
ción de una nueva especie de Myotragus, forma que
disponia de ningún material que lo demostrase.
en aquella época era la mas arcaica de las conocidas;
Próxirnamente esta previsto continuar 10s trabajos
M. pepgonellae, MOYA-SOLA y PONS-MOYA (1 982).
en Cala Morlanda y, de esta manera, intentar la obten-
La reanudacion de 10s mencionados trabajos, rea-
ción de un material mas completo, al rnismo tiempo
lizados por el autor de esta nota en compañia de An-
que intentaremos conseguir microvertebrados, ya que
tonia Córcoles, permitieron el acceso a niveles es-
estos últimos han sido escasisirnos y lirnitados al nivel
tratigraficamente inferiores, al mismo tiempo que se
superior con M. pepgonellae a excepción de pequeñas
muestras. Confiamos que dichos trabajos nos permi-
Institut Paleontologic Miquel Crusafont. C/ Escola Industrial, 23.
tan un estudio mas completo de las faunas de este fe-
Sabadell.
nomeno karstico en todo su conjunto.

Descripción
teriales como Myotragus sp. De este nivel nos ha sido
imposible hasta la fecha el obtener restos de microma-
Los últimos trabajos realizados en el yacimiento
míferos, a pesar de haberse disuelto algunas mues-
permiten que en el mismo sean diferenciados tres ni-
tras de sedimento por medio de ácido acético.
veles fosilíferos, claramente identificables sólo en el
El Nivel A, es el más inferior de la serie; es de
extremo Sur del depósito kárstico. El nivel que en pri-
potencia irregular, la cual oscila entre los 10 y 35 cms.
mer lugar fue conocido fue el que en su día nos aportó
Está formado por unas arcillas muy cementadas de un
notables materiales de M. pepgonellae MOYA-SOLA y
color rojo intenso, muy parecido a los niveles superio-
PONS-MOYA (1982); igualmente, este nivel, que ahora
res; no obstante se observan diferencias, tales como
denominaremos Nivel C, aportó unos escasos mate-
son unas recristalizaciones que envuelven los restos
riales de micromamíferos que por ahora son los únicos
óseos, y que en algunos casos llegan a penetrar en el
encontrados por nuestra parte en esta localidad. Éstos
tejido óseo, produciendo por tal motivo algunas rotu-
comprenden varias mandíbulas de Nesiotites sp. de
ras a la hora de su preparación por ácido acético.
talla algo inferior a N. ponsi y un Hypnornys sp. de
El material extraido hasta estos momentos es el
gran talla y que ya por este motivo fue confundido con
siguiente: 1 radio-ulna; 1 núcleo óseo de los cuernos;
H. mahonensis por BAUZA (1961) y por REUMER
1 pequeño fragmento de mandíbula izquierda con MI1
(1982). Por estar descrito anteriormente no nos exten-
muy desgastado; 1 hemimandíbula izquierda con DPl3
deremos sobre este nivel, tratándose en este caso del
y DPl4; y un fragmento de rama ascendente derecha.
más superior del relleno kárstico. No obstante, fruto de
El radio-ulna que disponemos de este nivel llama
estos últimos trabajos se ha extraido un nuevo y abun-
la atención por su gran talla y gracilidad (Tablas I y II
dante material de M. pepgonellae que permitirá una
y Figura 2), con un gran olecranon mucho más alto que
descripción de esta especie mucho más completa.
en las especies conocidas del género Myotragus; su
El Nivel B (Figura 1 ) es de escasa e irregular po-
cavidad sigmoide es proporcionalmente más amplia
tencia; es únicamente fosilífero en su extremo Sur, ya
que en el resto de especies de este género. La graci-
en las proximidades del mar. Está contituido por unas
lidad del radio y la altura del olecranon nos sugieren
arcillas fuertemente carbonatadas de gran dureza, de
un animal con unas facultades para el salto muy ópti-
color rojo intenso, muy parecidas a las del Nivel C,
mas y similar por estas circunstancias a un bóvido
pero sin la abundancia de elementos detríticos que
continental.
caracterizan el nivel superior.
El núcleo óseo es de sección típicamente elíptica.
Los materiales extraidos son una tibia, un fémur,
En los núcleos óseos del resto de las especies del gé-
un radio-ulna y un Pl4. Todos estos materiales carac-
nero Myotragus la sección no es tan elíptica y la zona
terizan una forma de Myotragus de gran talla (ver Ta-
anterior del mismo siempre está más engrosada, en-
blas I y II) y robustez, pero es esta última característi-
contrándose algunos ejemplares que la poseen casi
ca algo menor a M. pepgonellae. El Pl4 presenta una
circular; un caso similar sucede en el otro género insu-
morfología similar a las formas primitivas conocidas
lar Nesogoral.
del género, pero su talla es superior. Se desconocen
El MI1 está en un avanzado estado de desgaste
muchas piezas y en especial la serie incisiva; por es-
y por estas circunstancias no permite muchas aprecia-
tos motivos determinamos provisionalmente estos ma-
ciones, pero es remarcable por su gran talla y en es-
pecial por su anchura que es superior a M. pepgone-
llae. Los DPl3 y DP/4 son mayores también que en
esta última especie, destacando en particular la co-
lumnilla interlobular del DPl4, situada entre el primer y
segundo lóbulo, diferente a M. pepgonellae, en la que
falta o es de escasa importancia; mientras que la for-
ma del Nivel A la posee bien desarrollada; en M. anti-
quus es escasamente apreciable.
El fragmento de rama ascendente es poco robus-
to y de superficie poco amplia, muy diferente a la de
Myotragus pepgonellae y a la de otras especies poste-
riores que la poseen extremadamente desarrollada,
debido como es de suponer a una mayor hipsodontia.
Esta rama ascendente del Nivel A se ajusta a una pro-
bable dentición más braquiodonta, como parece refle-
jar el MI1 descrito anteriormente.
De este Nivel A, al igual que lo sucedido en el Ni-
vel B, nos ha sido imposible extraer restos de micro-
Figura 1: Estratigrafia del yacimiento de Cala Morlanda (Manacor.
mamíferos y sólo hemos podido apreciar pequeñísi-
Mallorca). Escala gráfica 30 cm.
mos fragmentos óseos de nulo carácter diagnóstico.

Figura 2: Diferentes radios-ulna del yacimiento de Cala Morlanda
(Manacor, Mallorca). a) Nivel A; b) Nivel 6 ;
c) Nivel C.
En lo que respecta a la cronología de este depó-
rior para el nivel que actualmente denominamos
sito kárstico, en un principio y de acuerdo con el esta-
Por este motivo al encontrarnos una forma en el Ni
dio evolutivo de M. pepgonellae, juntamente con las
A tan primitiva y con una adaptación al medio insular
cronologías conocidas de M. antiquus y M. kopperi
al parecer tan escasa o inexistente, podríamos hallar-
(PONS-MOYA, MOYA-SOLA y KOPPER, 1979) apun-
nos ante una forma atribuible al Mioceno terminal, pró-
tábamos la posibilidad de una edad del Plioceno infe-
xima o igual al ancestro continental de la línea evolu-
Diámetro transversal de la extremidad proximal
Diámetro ant.-poster. de la extrem. proximal
Diámetro transv. de la diáfisis tomada en su mitad
Diámetro transversal de la extremidad dista1
Diámetro ant.-poster. de la extremida
Medidas del radi
de Cala Morla

Cf. Myotragus sp.
Myotragus sp.
M. pepgonellae
C. Morlanda - A
C. Morlanda - B
C. Morlanda - C
Diámetro antero-posterior máximo
aprox. 33
aprox. 33
aprox. 33
Diámetro antero-post. al nivel de la cavidad sigmoide
22,2
aprox. 23,5
23
Altura de la base del pico a la parte superior
42
aprox. 39,2
34,8
Altura total
55
aprox. 46,5
43
@ ant. poster. máximo
100 x
78,5
84,l
94,8
Altura de la base del pico
Tabla II: Medidas del olecranon de diferentes formas del género
Myotragus de Cala Morlanda.
tiva del género Myotragus. Esta forma, a la espera de
Bibliografía
un trabajo más profundo, la denominaremos cf. Myo-
tragus
sp.
BAUZA, J. (1961): -Contribuciones a la Geología de Mallorca*. Bol.
Soc. Hist. Nat. Bal., 7: 31-35.
BUTZER, K.W. y CUERDA, J. (1962): <<Formaciones
Cuaternarias del
litoral Este de Mallorca (Canyamel, Porto Cristo)..
Bol. Soc.
Conclusiones
Hist Nat. Bal., 7: 3-29.
MOYA-SOLA, S. y PONS-MOYA, J. (1982): -Myotragus pepgonellae
nov. sp. un primitivo representante del género Myotragus Bate
Los niveles superiores B y C del yacimiento de
1909 (Bovidae, Mammalia) en la isla de Mallorca, Baleares..
Cala Morlanda nos presentan formas con huesos muy
Acta Geol. Hisp., 17 (1 -2): 7i'-87.
masivos y más o menos característicos del género
PONS-MOYA, J.; MOYA-SOLA, S. y KOPPER, J.F. (1979): <<La
fauna
de mamíferos de la Cova de Canet (Esporles) y su cronología>>.
Myotragus, mientras que el nivel más inferior presenta
Endins, 5-6: 55-56.
una forma totalmente diferente, muy grácil y con una
REUMER, J.W.F. (1982): [Ciome remarks on the fossil vertebrates
talla superior, que podemos asegurar próxima al an-
from Menorca, Spain..
Proc. Konin. Ned. Akad. Wet. Ser. B,
cestro continental que pobló Mallorca, Menorca y Ei-
Vol. 85 (1).
vissa, al igual que Cerdeña. Las transgresiones del
Plioceno debieron marcar rápidamente la evolución
del género insular, pues del Nivel A pasamos rápida-
mente a formas evolucionadas.