Una nueva especie del g�nero Myotragus Bate, 1909 (Mammalia, Bovidae) en la isla de Menorca: Myotragus binigausensis nov. sp. : implicaciones paleozoogeogr�ficas
LC
ENDINS, n." 7.1980. Ciutat de Malorca
UNA NUEVA ESPECIE DEL GÉNERO Myotragus
BATE, 1909 (Mammalia, Bovidae)
EN LA ISLA DE MENORCA:
Myotragus binigausensis nov. sp.
IMPLICACIONES PALEOZOOGEOGRÁFICAS
por salvador MOYA-SOLA (*) y Joan PONS-MOYA (**)
Resumen
Se describen unos restos de Myotragus, procedentes Uel yacimiento del ctBarranc de Bini.-
gaus.1 (Es Mercadal, Menorca). Su estudio moríológico y biométrico nos permite atribuirlos a una
nueva especie. M. binigausensis nov. sp. y considerar esta forma como perteneciente a un línea
evolutiva distinta a la del género Myotragus en Mallorca (M. antiquus - M. kopperi - M. batei - M.
balearicus). Este hecho obliga a replantearse el problema de las relaciones entre las islas de Ma-
llorca y Menorca durante el Plio-Cuaternario.
Resum
Es descriuen unes despulles de Myotragus provinents del jaciment del Barranc de Binigaus
(Es Mercadal, Menorca). El seu estudi morfolbgic i biometric ens permet atribuir-les a una nova
especie, Myotragus binigausensis nov. sp., que cal considerar com a una linia evolutiva diferent de
la del genere Myotragus a Mallorca (M. antiquus - M. kopperi - M. batei - M. balearicus). Aquest fe;
obliga al replantejament de les relacions entre Mallorca i Menorca durant el Plio-Quaternari.
Summary
Some remains belonging to Myotragus coming from the deposit of -8arranc de Binigauss, (Es
Mercadal, Menorca) are described in this paper. The morphological and biometrical study permit
the establishment of a new species, Myotragus binigausensis sp. nov. and to consider this taxon as
belonging to a evolutionary line different to the Myotragus genus in Mallorca (M. antiquus - M.
kopperi - M. batei - M. balearicus). This fact obligues us to reconsider the problem of relationships
between Mallorca and Menorca during the Plio-Quaternary.
Introducción
(MERCADAL, 1959; MERCADAL, 1967; MERCA-
DAL, OBRADOR Y ROSELL, 1972; PONS-MOYA,
A excepción de los trabajos de BATE (1909 y
1975 y CUERDA, 1975), sin profundizar en el estu-
1914) y el magnífico estudio de ANDREWS (1914),
dio de su fauna. Los más recientes estudios sobre
el resto de los trabajos publicados hasta la fecha
el género en cuestión se han realizado siempre
sobre el genero Myotragus de Menorca, presentan
sobre materiales de la isla de Mallorca (LEINDERS
solamente simples citas de nuevos yacimientos
and SONDAAR, 1974; ALCOVER, 1976; PONS-
MOYA, 1977; MOYA-SOLA, 1979 a y b, LEINDERS,
1979; MOYA-SOLA et PONS-MOYA, in litt.) siendo
(*) 1 Departament de Paleontologia. Facultat de
muy escasos los datos que se conocen sobre la
Ciencies, Universitat Autbnoma de Barcelona
historia de este género en Menorca.
(Bellaterra) i Institut de Paleontologia de Sa-
ANDREWS (1914) estudiando los materiales '
badell.
de Myotragus balearicus extraidos por Miss BATE
(**) Fausto Morell, 20, 2."; Ciutat de Mallorca.
en los yacimientos de Menor

sión de que podían referirse a una variedad, ca-
Discoglosus sp.
racterizada por su gran talla, que denominó M.
Coturnix coturnix (L.)
balearicus var. rnajor. En la actualidad, las impor-
Turdus iliacus L.
tantes colecciones que de esta especie se cono-
Tyto sp.
cen en Mallorca obligan a replantearse este pro-
La clasificación de las aves la debemos a la
blema, ya que determinadas poblaciones mallor-
amabilidad de la Dra. Mourer-Chauvire y la de los
quinas llegan a alcanzar la talla de la citada varie-
anfibios al Dr. F. Borja-Sanchiz.
dad de Menorca. Es necesario un estudio pro-
fundo de los restos menorquines para poder obte-
ner conclusiones definitivas.
Material y nietodos
Durante el transcurso de una campaña de ex-
ploración realizada por los autores, en compañía
de Angel Ginés, durante el mes de Diciembre de
El material de Myotragus que hasta la fecha
se ha extraido del yacimiento, es el siguiente:'un
1978, efectuada en una zona indicada por nuestro
fragmento de mandíbula derecha con P/4 - M/3 y
amigo Andreu Bermejo, nos permitió, en los alre-
los alveolos de 1/1 e 1/2; un fragmento de mandí-
dedores de Mercadal, la localización de diferentes
bula con M/1; un fragmento de mandíbula dere-
rellenos fosilíferos que permitieron la obtención
cha con M/2-M/3; fragmento de mandíbula iz-
de unos interesantes restos de Myotragus que son
quierda con 1/2 y alveolo de 1/1 (Holotipo, Foto 1);
el objeto del presente trabajo.
fragmento de mandíbula izquierda con los alveo-
El yacimiento se encuentra ubicado en el
los del 1/1 e 1/2 y las raices de P/4 y M/1; un I/I;
~~Barranc
de Binigaus,) y en las proximidades de
un fragmento de 1/1 e 1/2; tres P/4 derechos; un
(<Sa Cova des Coloms,,. Los restos fueron extraí-
fragmento de cráneo con las dos series dentarias;
dos de una brecha muy consolidada que fosiliza
dos fémures derechos; una extremidad proximal
unas antíguas cavidades de origen cárstico, exhu-
de radio; dos extremidades distales de metacarpo;
madas al exterior por la erosión. Los restos de
cinco extremidades proximales de fémur; un c
Myotragus son 'desgraciadamente muy fragmenta-
cáneo; un astrágalo.
rios, pero lo suficientemente interesantes como
Debido básicamente, a la gran variabilidad
para justificar la publicación de este artículo.
Sobre la edad del yacimiento no se pueden
Myotragus entre sí, es a veces difícil cuantificar
hacer demasiadas precisiones a falta de datos
mediante medidas absolutas el grado evolutivo de
concretos al respecto pero, teniendo en cuenta
una forma en concreto, comparando el grado de
que la forma hallada en este yacimiento no co-
reducción o aumento de las distintas piezas den-
rresponde al M. balearicus del Pleistoceno medio
tarias. Por esta causa hemos optado, además de
y superior, el yacimiento del (<Barranc de Bini-
presentar las consabidas medidas absolutas, por
presentar las proporciones relativas por media-
uizás de un Pleistoceno inferior.
ción de unos índices. Como pieza de referencia,
En Mallorca el Plioceno superior y el Pleisto-
en la que basar la construcción de estos índices,
eno inferior están bien representados por espe-
hemos escogido el M2/2 por dos causas. En pri-
ies como M. antiquus PONS-MOYA (1977), M.
mer lugar, es esta pieza la única que permanece
kopperi MOYA-SOLA y PONS-MOYA (in litt.) y M.
estable durante la evolución de Myotragus, no ex-
batei CRUSAFONT y ANGEL (1966), mientras que
perimentando ningún tipo de modificación, y en
segundo lugar y de acuerdo con GlNGERlCH
(1974) es el M1/1 en primer lugar y el M2/2 en se-
piezas menos variables en los mamíferos. De
Fauna del yacimiento de
«Barranc de Binigaus,>

La fauna extraida hasta el momento es la si
Myotragus binigausensis nov. sp.
Hypnornys eliomyoides AGUSTI (in litt.)
Nesiotites rneloussae PONS-MOYA y MOYA

Fig. 1: Fragmento de mandíbula izquierda con 1/2
n." BB-049, Holotipo.
(Vista por su cara labial y oclusal).
Fig. 2: 1/1 derecho.
(Sección, cara oclusal y lingual).
Fig. 3: Fragmento de mandíbula derecha con P/4 -
M/3 y los alveolos de I i l - 1/2.
(Vista por su cara lingual, oclusal y sección
de los alveolos).
Ver medidas en el texto.

Estos índices, nos permitirán conocer el
ralmente al citado diente. La superficie de des-
grado evolutivo de esta forma menorquina con
gaste es alargada y dirigida hacia el lado externo.
respecto a la conocida línea evolutiva de
Su arqueamiento es notable (Medidas en Tabla 2,
Mallorca.
Fig. 1).
Las medidas de los premolares se han to-
P/4.—Talla relativa próxima a M. kopperi (ta-
mado a 0,5 cm. de la base de la corona, y las de
bla 3). Su morfología, debido a la presencia de un
los molares a 1 cm. Las medidas se dan en
sinclinal labial poco marcado, nos sugiere tam-
milímetros.
bién una forma más evolucionada que M. anti-
quus y próxima a M. kopperi.
M/1 y M/2.—Ya hemos indicado anterior-
Descripción
mente que estas dos piezas, y básicamente el
M/2, permanecen relativamente estables durante
Fórmula dentaria:
la evolución del filum de Mallorca. Este hecho pa-
rece confirmarse también para el de Menorca ya
0
2
3
que no observamos en ellas diferencias notables
1 —
P —
M —
con la mallorquina.
2
1
3
M/3.—Proporcionalmente su talla es próxima
a M. kopperi, separándose de M. antiquus y M.
balearicus. Posee los estílidos linguales muy mar-
Dentición inferior:
cados a diferencia de lo que sucede en M. balea-
I/1.—Pieza muy hipsodonta; sus lados son
ricus. Este carácter lo aproxima a las formas ar-
casi paralelos, con una ligera disminución en an-
cáicas del género. (Medidas en Tabla 3).
chura en la zona próxima a la raiz; el esmalte re-
cubre únicamente la cara anterior, como es co-
Dentición superior:
mún en el género; la sección observada aproxi-
P3/.—Pieza muy reducida, aproximándose a
madamente en la mitad de la corona es trapezoi-
los valores que presenta M. balearicus. El pilar del
dal, ligeramente más ancha que alta; la superficie
paracono poco marcado en la muralla externa, es
de desgaste es alargada anteroposteriormente,
otro carácter que lo aproxima a esta última espe-
siendo su arqueamiento antero-posterior notable.
cie (Medidas en Tabla 4).
Todos estos caracteres son próximos al 1/1 de
P4/.—Pieza no tan desarrollada como en M.
Myotragus kopperi, pero la raiz es en esta forma
antiquus y M. kopperi. Su sección es cuadrangu-
de Menorca mucho más pequeña. (Medidas en
lar, con parastilo y metastilo bien marcado en la
Tabla 1; Fig. 2).
muralla externa. (Medidas en Tabla 4).
I/2.—De talla comparable al de M. batei y su-
M1/ y M2/.—Al igual que sucede con la denti-
perior en longitud al de M. kopperi, su índice de
ción inferior, no se observan diferencias notables
hipsodontia es muy elevado (Tabla 2). El esmalte
con las formas de Mallorca. (Medidas en Tabla 4).
recubre unicamente la cara inferior; su sección,
M3/.—Aparentemente de talla reducida, com-
observada en su zona media, es elíptica y no tra-
parable a la de las formas primitivas del género.
pezoidal como sucede con las especies mallorqui-
Hay que señalar no obstante, que este hecho es
nas con tres pares de incisivos, carácter que atri-
debido quizás, a que al tratarse de un individuo
buímos a la ausencia del 1/3 que comprimía late-
juvenil las medidas se han tenido que tomar muy
cerca de la superficie oclusal, resultando un valor
más pequeño que el que se obtendría si se hu-
biese medido a un centímetro de la base.
Esqueleto postcraneal:
El escaso material que se ha podido extraer
no permite muchas apreciaciones, pero sí cree-
mos interesante señalar una serie de característi-
cas, como son los metápodos cortos y masivos,
huesos largos (fémur) muy anchos, que aparecen
en la línea evolutiva de Mallorca a partir de M.
kopperi;
forma ésta que desde el punto de vista
del esqueleto apendicular ha alcanzado ya las es-
Foto 1: Fragmento de mandíbula izquierda con 1/2
tructuras básicas que son típicas de M. balearicus,
y alveolo fragmentado del 1/1. Myotragus
las cuales por otra parte aparecen claramente de-
biniiausensis nov. sp. Holotipo (BB-049).
finidas en esta forma menorquina.
40

ficie de desgaste ........... 1
5,20
1
6.10
1
5.40
1
5.30
Anchura tomada en la mitad
de la corona ............... 1
5,00
1
5,00
1
4.50
1
5.30
Anchura tomada en el limite
corona-raiz ................ 1
3.90
1
3,00
1
3.60
1
C m . cont.
lndice de hipsodontia ....... 1
8,70
1
3,90
1
9.00
1
C m . cont.
longitud corona
Indice:
=
1
98,70
1
-
1
0.98
1
Sin raiz
longitud raiz
(medidas en mm.)
-
TABLA 2
M. binigausensis
M. antiquus
M. kopperi
M. batei
n. sp.
Anchura tomada en la super-
ficie de desgaste ........... 2 3.20 - 3.30
1
5.30
1
4,10
1
3.70
Anchura tomada en la mitad
de la corona ............... 1
3.20
1
4,00
1
4,00
'1
-
Anchura tomada en el limite
(medidas en mm.)
TABLA 3
Dentición inferior
M. binigausensis n. sp.
M. antiquus
M. kopperi
M. balearicus
Barranc de Binigaus
Cap Ferrutx
SOnix
Cova de S. Maiol
P/4
Longitud ................
Anchura lóbulo anterior . .
Anchura lobulo posterior .
M/2 Longitud . . . . . . . . . .
M/3 Longitud . . . . . . . . . .
Anchura . . . . . . . . . . .
P3/ Longitud . . . . . . . . . . .
Anchura .................

Discusión y conclusiones
forzar el 1/1 y M3/3, pero el mecanismo con que
ésta se produce es totalmente distinto.
La evolución de la dentición en el género
Todo lo anteriormente expuesto nos lleva a
Myotragus se caracteriza básicamente por la pro-
admitir que nos encontramos ante una línea evo-
gresiva reducción de la serie dentaria (principal-
lutiva diferente a la seguida por el género Myotra-
mente serie canino-incisiva y premolar).
gus en Mallorca. Por tales motivos, consideramos
Este proceso de reducción, en la Iínea evolu-
conveniente atribuir esta forma del ~Barranc
de
tiva de Mallorca (M. antiquus - M. balearicus) si-
Binigausm a una nueva especie dentro del género
gue unas pautas determinadas y bien definidas
Myotragus, siendo el ú?ico representante, hasta el
que pueden resumirse como sigue (MOYA-SOLA
momento, de una Iínea evolutiva distinta a la de
et PONS-MOYA, in litt.):
Mallorca; siendo esta última la que condujo al tan
Progresiva reducción de P2/2, P3/3 y P4/4 y
especializado Myotragus balearicus del Pleisto-
ligeramente el M1/1. Desaparición de P2/ y P/3 en
ceno Medio y superior de ambas islas.
M. balearicus.
Sobre las modificaciones observadas en la se-
Myotragus binigausensis nov. sp.
rie incisiva pueden distinguirse dos estadios clara-
DIAGNOSIS: Talla similar a las formas de Ma-
mente definidos: 1 .o-Progresivo aumento en hip-
llorca. 1/1 muy hipsodonto, sin llegar a ser de cre-
sodontia por parte de 1/1, 2,3, acompañado de un
cimiento continuo; 1/2 muy hipsodonto y de sec-
ligero aumento en anchura del 1/1 y una ligera
ción elíptica; ausencia de 1/3, P/3 y P2/; M3/3,
disminución en 1/2, 3 (desde M. anti~uus
a M. ba-
P/4 y P3/ de proporciones relativas próximas a M
tei). 2."-A
partir de M. batei se produce un rápido
kopperi.
desarrollo del 1/1 con la adquisición del creci-
LOCUS TIPICUS: Yacimiento del ~Barranc
de
miento contínuo, que alcanzó su máximo en M.
Binigaus,,, Es Mercadal, Menorca (Islas Balea
balearicus. La rápida reducción de los 1/2, 3 se
CRONOLOGIA: Imprecisa, Pleistoceno
produjo una vez que el 1/1 adquirió el crecimiento
rior?
contínuo (M. batei).
HOLOTIPO: Fragmento de mandíbula con 1/2
La desaparición de P2/ y P/3 se produjo, así
y alveolo de 1/1. (BB. 049) (Foto 1, Fig. 1). Colec-
mismo, una vez que el 1/1 adquirió el crecimiento
ción J. Pons, Museo de Mallorca.
contínuo (M. batei).
DERlVATlO NOMINIS: Hace ref
Progresivo aumento en longitud del M3/3. Su
rranco donde se encuentra ubicado
máximo desarrollo se alcanza en M. balearicus.
<cBarranc de Binigaus,,.
A pesar de que los restos de esta forma me-
norquina son relativamente escasos, son lo sufi-
cientemente representativos como para poder es-
tablecer su grado evolutivo con relación a la Iínea
Paleozoogeografía de las
filogenética de Mallorca. Los datos obtenidos en
Islas Baleares durante el
este estudio, pueden resumirse de la siguiente
PlieCuaternario. La fauna del
manera:
*Barranc de Binigaus~
Ausencia de ~ 2 /
y
~ / 3 .
P3/-P4/4 presentan caracteres evolucionados
y SUS implicaciones
comparables a M. kopperi o en algún caso más
paleozo~geográficas
'
progresivos.
Ausencia. de 1/3.
La paleozoogeografía de las Islas Baleares
1/1 muy hipsodonto, pero con raiz, presen-
durante el Plio-cuaternario, es uno de los aspec-
tando similitudes con el de M. kopperi.
tos más desconocidos dentro del contexto del es-
Serie molar y en particular M3/3 comparables
tudio de la fauna endémica Plio-cuaternaria de es-
tas islas. El momento inicial del poblamiento de
Es decir, la forma de Menorca presenta la de-
los conocidos endemismos del Plio-cuaternario,
saparición de 1/3, P2/ y P/3 sin que el 1/1 haya ad-
las relaciones faunísticas entre las distintas islas
quirido el crecimiento continuo, al contrario de lo
Baleares y de éstas con otras faunas insulares
que ocurre en la línea evolutiva de Mallorca; el
mediterráneas, so
grado evolutivo de P3/, P4/4 y M3/3 es comparati-
poco conocidos.
vamente similar a M. kopperi de Mallorca.
Como puede observarse, las pautas evolutivas
han realizado en el conocimiento de la evolución
de esta forma menorquina son similares a las de
del Mediterráneo occidental, en el estudio de dis-
reducción de.la serie dentaria, con tendencia a re-

endemismos Plio-cuatemarios de las Baleares, la
SANDERS (1979), ESU y KOTSAKIS (1980) y
datación por métodos paleomagnéticos de una
GLlOZZl (Inédito). Bajo el punto de vista de la fa-
serie de yacimientos con fauna endémica permi-
una de mamíferos comparten dos géneros en co-
tiendo por primera vez obtener una cronología
mún (Nesiotites e Hypnomys) y existe un paren-
precisa, y el reciente descubrimiento de la fauna
tesco directo (un ancestro comúp) entre Myotra-
del mBarranc de Binigausn, nos permitirán presen-
gus y Nesogoral melonii (GLIOUI, inédito).
tar como hipótesis de trabajo un esquema cohe-
Estas fuertes semejanzas entre ambos grupos
rente de la evolución de las relaciones faunísticas
de islas fueron también puestas de relieve por
entre las islas Baleares y otras islas.
CUERDA (1966, 1975) en base a los moluscos pul-
El desconocimiento casi total que existe en la
monados terrestres.
actualidad sobre los ancestros de la fauna endé-
Un origen común de estas dos faunas podría
mica Plio-cuaternaria balear ha imposibilitado pre-
indicar una colonización sincrónica.
cisar hasta la fecha el momento inicial del aisla-
Por último, .es interesante señalar, que la da-
miento. Inicialmente y a titulo de hipótesis se
tación por métodos paleomagnéticos de una serie
plantearon no obstante varias soluciones, entre
de yacimientos con fauna endémica en la isla de
las que cabe citar la de COLOM (1957) y ARAM-
Mallorca apoya esta hipótesis. Estos datos (PONS-
BOüRG (1962), en la cual se considera a la enton-
MOYA, MOYA-SOLA y KOPPER, 1979) han permi-
ces fauna cuaternaria como reliquias del terciario.
tido situar a M. antiquus, H. waldreni y N. ponsi
Posteriormente se planteó otra hipótesis sostenida
en el Plioceno superior, y hay que hacer constar
por ALCOVER (1976) en la cual se consideraba a
además que estas especies representan todavía
esta fauna como inmigrante en el Mindel. Poste-
formas endémicas fuertemente especializadas, en
riormente este mismo autor modificó esta hipóte-
contrándose todavía lejos d.e sus ancestros.
sis, considerando la posibilidad de una entrada a
Mención aparte merecen las islas Pitiusas
finales del terciario (ALCOVER, 1979).
Un reciente descubrimiento en la isla de Ibiza
Más recientemente AZZAROLI (1977 a), CO-
(DAAMS, com. pers. a J. ALCOVER),,en un yaci
LOM (1978) y KOTSAKIS y PALOMBO (1979) creen
miento cárstico de los alrededores de Sant Ant
factible situar la entrada de esta fauna durante el
de Portmany, de restos de un Gerbíllido, roe
Messiniense, momento que coincide precisamente
de origen Africano, nos llevan a pensar que el
con una fuerte regresión en el Mediterráneo.
blamiento de la pobremente conocida fauna
Por nuestra parte, creemos muy posible esta
las Pitiusas debe situarse también muy probab
última hipótesis, que según nuestro criterio, viene
mente en el Messiniense. Es en este preciso mo-
confirmada por una serie de hechos que expone-
mento cuando elementos tipicamente Africanos
mos a contin~uación.
colonizan el sur de la península Ibérica, gracias a
En primer lugar, hay que tener presente que
la regresión Messiniense.
durante el Messiniense (5-6 Millones de años) se
Este hecho, reafirma las diferencias, ya apu
sucedieron una serie de fenómenos, los cuales tu-
tadas por CUERDA (1975) en base a los moluscos
vieron como consecuencia una fuerte regresión
terrestres, existentes entre las faunas de Ibiza-
que acabó en una desecación total o parcial del
Formentera y Mallorca-Menorca. Este hecho debe
Mediterráneo. El primer resultado de esta deseca-
ción fue el establecimiento de un conjunto de
un poblamiénto de origen distinto, pero no
nuevas tierras accesibles a ser colonizadas y zo-
sariamente diacrónico.
nas de paso para intercambios faunísticos entre
Con los datos de que disponemos en la
Africa y Europa. Pruebas paleontológicas de estos
tualidad, es lícito suponer una via de poblamie
hechos se encuentran con profusión en la biblio-
grafia paleomastológica (AUAROLI, 1977 b; JAE-
tiusas, mientras que la fauna de Mallorca y Me-
GER et al., 1977; THALER, 1971; BRUIJN, 1973,
norca representa probablemente los vestigios de
1974, MONTENAT y BRUIJN, 1976).
una fauna que pobló una zona determinada del
Por otra parte, hay que tener en cuenta, que
Mediterráneo Noroccidental durante el Messi-
el origen de la fauna Plio-cuaternaria de Cerdeña
niense y quedó aislada en Mallorca-Menorca y
en su momento inicial es Messiniense (PECCO-
Córcega-Cerdeña a partir de la transgresión plio-
RINI, RAGE y THALER, 1974; AZZAROLI, 1977 a;
cena.
KOTSAKIS y PALOMBO, 1979; ESU y KOTSAKIS,
Otro aspecto más concreto, pero no de me-
1979) y que las afinidades faunísticas entre
nos interés son las relaciones faunísticas ent
Mallorca-Menorca y Córcega-Cerdeña son real-
Mallorca y Menorca durante el Plio-cuatemario.
mente notables. Estas fuertes afinidades fueron
puestas ya de relieve por DEHAUT (1911) y ARAM-
BOURG (1962) y más recientemente por KOTSA-
bilidades de que a partir del Messinien
KIS y PALOMBO (1979), BRUIJN, SONDAAR y
y Menorca estuviesen en contacto son

O
Extinción
M. binigausensis n. sp.
Fig. 4: Probables líneas evolutivas del género

y probablemente hasta la glaciación del Riss el ni-
norca podría ser la prueba de momentos de con-
?
ve1 del mar no descendió lo suficiente como para
tacto entre ambas islas durante el Pleistoceno me-
permitir intercambios faunísticos entre ambas
dio y superior.
islas.
Resumiendo lo que hemos expuesto en estas
La peculiar fauna del «Barranc de Binigaus,,
líneas, presentamos la siguiente síntesis del pro-
con la presencia de tres especies: M. binigausen-
bable origen y relaciones de la fauna endémica
sis nov. sp., H. elyomioídes AGUSTI (In litt.) y N.
~lio-cuaternaha
de las islas Baleares:
meloussae PONS-MOYA y MOYA-SOLA (In iitt.),
1. Poblamiento de las Pitiusas durante el
las cuales son los Únicos representantes conoci-
Messiniense, via el sur de la Península Ibérica. En-
dos hasta la fecha de tres líneas evolutivas distin-
trada del Gerbíllido indeterminado (ver Figura 5).
tas a las de Mallorca (M. antiquus - M. kopperi -
2. Poblamiento durante la regresión' Messi-
M. batei - M. balearicus; H. waldreni - H. morp-
niense de una determinada zona del Mediterráneo
heus; N. ponsi - N. hidalgo), confirman la hipóte-
Noroccidental por, Una serie de elementos faunísti-
sis de una incomunicación entre Mallorca y Me-
cos originarios de las zonas circundantes,' entre
norca, que' probablemente corresponda al período
los que hay que incluir a los ancestros de Myotra-
de tiempo comprendido desde la transgesión Plio-
*
gus y Nesogoral y de Hypnomys y Nesiotites; ele-
cena a la glaciación Rissiense.
mentos comunes a Mallorca, Menorca y Cerdeña
En Menorca las citas de M. balearicus y Myo-
(Nesiotites también a Córcega). (ver Figura 5).
tragus sp. son abundantes a partir del interglacial
3. Con la transgresión pliocena se inicia, pro-
Riss-Wurm. La presencia de M. balearicus en Me-
bablemente, el aislamiento de las poblaciones que
4'F

quedaron confinadas en estas islas. En este rno-
Bibliografia
rnento, cabe diferenciar probablernente tres nu-
.a
cleos aislados con fauna inicialrnente (total o par-
Mall0rca'
Menorca '
Cerdena
ALCOVER, J (1976): ,,L.evolució de Myofragus BATE 1-
(Ar-
(tal vez Corcega deba incluirse tarnbien en este
tiodactyla, Rupicaprini), un procés biolbgic lligat al fenbmen
contexto). Presiones selectivas di,ferenciales en
de la insularitatn. Bull. Inst. Cat. Hist. Nat. 40 (Sec. Geol. 1)
cada isla conducen la evolucion de estos elernen-
pp. 59-94. Barcelona.
tos por carninos adaptativos relativarnente parale-
ALCOVER, J. (1979): -Els mamífers de les Balears.*. Manuals
d'introducció a la naturalesa, 3. Edit. Moll, pp. 1-193. Palma
10s. Constancia de este periodo de aislarniento es
de Mallorca.
la presencia de tres lineas evolutivas distintas: la
ANDREWS, C.W. (1914): uDescription of the s k u ~ ~
and skeleton
de Nesogoral, Myotragus antiquus - Myotragus
of a particularly modified rupicaprine antelope (Myotragus
balearicus y Myotragus binigausensis, con un an-
balearicus Bate), with a notice of new variety M. balearicus
var. major". Phil. Trans. Royal Soc. London. Ser. B. pp. 281-
cestro cornún, endernicas de Cerdeña, Mallorca y
305, pl. 19-22. Londres.
Menorca respectivarnente; Hypnomys sp., H. wal-
ARAMBOURG, C. (1962): -Les faunes mammalbgiques du pleis-
dreni - H. morpheus e H. elyomioides asi corno N.
t o c h e circummediterraneen*. Quaternaria, V. 6, pp. 97-109.
similis, N. ponsi - N. hidalgo y N. meloussae,
Roma.
constituyen tarnbien phyla endernicos de cada
AZZAROLI, A. (1977 a): gConsiderazioni sui mammiferi fossili
delle isole mediterranee.. Boll. 2001, 44. pp. 97-109. Roma.
AZZAROLI, A. (1977 b): -Late miocene interchange of terrestrial
4. A partir del Plioceno 10s grupos Pitiusas,
faunas across the mediterraneann. Mem. Soc. Geol. Ital.
Mallorca-Menorca y Cerdeña-Corcega quedaron
Supl. 2, V. XIII, pp. 261-265, 1 tab. Pisa.
cornpletarnente aislados. Solarnente existen evi-
BATE, D. (1909): <<Preliminary
note on a new Artiodactlyle from
Majorca, Myotragus balearicus gen. et sp. nov.
Geol. Mag.
dencias de intercarnbios faunisticos entre Ma-
Dec. V. 6,pp. 385-388. Londres.
llorca y Menorca a partir de la glaciacion Ris-
BATE, D. (1914): <<The
pleistocene ossiferous deposits of the
siense. El resultado de estos intercarnbios esta to-
Balearic Islandsn. Geol. Mag. N. S. Dec. 6 T. l , pp. 347-354.
davia por evaluar.
Londres.
El esquema que hemos presentado no pre-
BAUZA, J. (1962): -Contribución a la geologia de Mallorda
(Cuaternario de Mallorca).>. Bol. Soc. Hist. Nat. Baleares T.
tende ser ni rnucho rnenos definitivo. Quedan to-
VII, pp. 31-35. Palma de Mallorca.
davia rnuchos aspectos por resolver y varias de
BRUIJN, H. (1973): -Analysis of the data bearing upon the corre-
las aseveraciones que hemos hecho son todavia
lation of the Messinian with the succession of land mam-
hipoteticas, per0 creernos que es el esquema que,
mals* in Messinian events in the Mediterrannean; d i t . C.W.
con 10s datos de que se dispone en la actualidad,
Drooger. Kon. Ned. Akad. Wetens. Amsterdam.
BRUIJN, H. (1974): -The Ruscinian rodent succesion in Southern
mas se ajusta a la realidad. Un rnejor conoci-
Spain and its implications for the bioestratigrafic correla-
miento de la paleogeografia y geodinarnica del
tions of Europe and North Africa*. Senckerbergiana Lathaea,
Mediterraneo Noroccidental, duiante el Mioceno
55, pp. 435-443.
terminal y Plio-Cuaternario, asi como un rnejor co-
BRUIJN, H., SONDAR,
P. and SANDERS, E. (1979): -On a new
species of Pseudoltinomys (Theridomyidae. Rodentia) from
nocimiento de estas formas insulares podran co-
the Paleogene of Mallorca.. Kon. Neder. Akad. Wetenschap-
rroborar, ampliar o modificar este esquema:
pen, S. B, V. 82 (1). Amsterdam.
COLOM, G. (1957): -Biogeografia de las Baleares* Estudio Ge-
neral Luliano. Ser. Científica num. l . pp. 1-568, 118 fig.
Agradecimientos
Palma de Mallorca.
COLOM. G. (1978): <43iogeografia de las Baleares* 2.' d i c . Estu-
dio General Luliano. Tomo I y Il. Palma de Mallorca.
Agradecernos a nuestro amigo Andreu Ber-
CRUSAFONT, M. et ANGEL, B. (1966): -Un Myotragus (MarnmiW-
rnejo de Alaior (Menorca) su arnabilidad al indicar-
re, Ruminant) dans le villafranchien de .l'ille de Majorque:
Myotragus batei n. sp. C. R. AC. SC. Paris 2066; pp 2012-
nos la localizacion de tan interesante yacirniento;
2014. Paris.
asi rnisrno damos las graCi'as a nuestro amigo Joa-
CUERDA, J. (1966): ,'Sobre la edad de algunos yacimientos pleis-
tocenicos de ,Baleares con Myotragus* Bol. Soc. Hist. Nat.
Baleares T. 12, pp. 29-34. Palma de Mallorca.
CUERDA, J. (1975): ~ L O S
tiempos cuaternarios en las Baleares*
Diputación Provincial de Baleares, Palma de Mallorca.
DEHAUT, E. (1911): -Animaux fossiles du Cap Figaria. Mate-
riaux pour servir a I'histoire zoologique et paleonto¡ogique
de les iles de Corse et Sardegna. Fasc. III. Paris.

GINGERICH, PH. (1974): -Size variability of the teeth in living
MO*SOLA,
S. (1979 a): -Morfologla funcional del tarso en el
mammals and the diagnosis of closely related sympatrlc
género Myotragus BATE, 1909 (Artiodactyla, Rupicaprini).
fossil species~. Journal of Paleontology, V. 48, n.' 5, pp.
Acta Geol. Hispánica, T. 13, pp. 87-91. Barcelona.
895-903.
MOYA-SOLA, S. (1979 b): -Un caso de hiperdoncia en la serie
GLIOUI, E. (1979, inédito): nll rupicaprino quaternario de Capo
incisiva en una mandíbula de Myotrabus balearicus BATE
Figari (Sardegna) Studio osteologico comparativo. e tacsono-
1909. Bol. Soc: Hist. Nat. Baleares, 23, pp. 79-85. Palma de
mico. Tesis de Licenciatura.
Mallorca.
JAEGER, J. LOPEZ-MARTINEZ. N., MICHAUX, J. et THALER, L.
MOYA-SOLA. S. et PONS-MOYA, J. (in litt): ~Myotragus
kopperi
(1977): -Les faunes de micromammiferes du Neogene supe-
nov. sp. Une nouvelle espece de Myotragus BATE 1909
rieur de la Mediterranée occidentale. Biochronologie, corre-
(Mammalia, Artiodactyla, Rupicaprini) evolutivement interme-
lations avec les fonnations marines et échanges interconti-
diaire entre M. antiquus PONS.1977 et M. batei CRUSA-
nentauxll. Bull. Soc. Geol. Fr., 7, 19 (3) pp. 501-506. Paris.
FONT et ANGEL (1966)~.
KOTSAKIS, T. et PALOMBO, M. R. (1979): 4ertebrati continen-
PEC3RIN1, G., RAGE. J. C.
et THALER, L. (1973): - ~ a
formation
tali .e paleogeografia della sardegna durante il neogenel>,
continentali de Capo Mannu, sa faune de vertebres plioce-
Ann. Geol. Pays Hellen. Tome hors serie, fas. II. pp. 621-630.
nes et la question du Messinien en Sardaignen. Rend. Sem.
LEINDERS, J. and SONDAAR, P. (1974): «On functional fusions
Fac. S c i Univ. Cagriari, 43 (Supl.), pp. 305-319. Cagliqri.
in footbones of Ungulates~>.
Sonder. 2. f. Saugetierkunde, 39
PONS-MOYA, J. (1975): -Nuevos yacimientos paleontológicos de
H2, pp. 109-1 15.
la Isla de Menorca)> Endins, T. 2, pp. 13, Palma de Mallorca.
LEINDERS, J. (1979): -0n the osteology and function of the di-
PONS-MOYA, J. (1977); -La nouvelle espece Myotragus antiquus
gits of some ruminants and their bearing on taxonomyn.
de I'ile de Majorque (Baleares). Kon. Neder. Akad. We-
Sonder. 2.
f. Saugetierkunde, 44 H5. pp. 305-318.
tensch., B. 80 (3). pp. 215-221. Amsterdarn.
MERCADAL, B. (1959): -Sobre la existencia de restos de terrazas
PONS-MOYA, J. y MOYA-SOLA, S. (In litt.): -Nuevo representante
tyrrhenienses en la costa de Menorca>*.
Bol. Soc. Hist. Nat.
del género Nesiotites BATE, 1944; Nesiotites rneloussae nov.
Baleares T. 5 pp. 39-44. Palma de Mallorca.
sp. de los rellenos cársticos del ~Barranc de Binigaus*
MERCADAL, B. (1967): uNuevos yacimientos con Myotragus en
(Mercadal, Menorca)..
.
Menorca y su cronologia~~.
Bol. Soc. Hist Nat. Baleares T.
PONS-MOYA, J., MOYA-SOLA, S. y KOPPER, S. (1979): <<La
fa-
XI11, pp. 63-74. Palma de Mallorca.
una de mamíferos de Sa Cova de Canet y su cronologia*
MERCADAL, B., OBRADOR, A y ROSELL, J. (1972): (.Fauna ma-
Endins 5-6, pp. 55-56. Palma de Mallorca.
lacológica del Cuaternario marino de la isla del Aire (Me-
SONDAAR, P. Y. and BOEKSCHOTEN. G: (1967): mQuaternary
norca)..
Acta Geol. Hispánica, AAo, 7, n." 6, pp. 178-179.
mammals in the south aegean island arc; with notes on ot-
Barcelona.
her fossil mammals from the coastal regions of the medite-
MONTENAT, C. and BRUIJN, H. (1976): .The ruscinian Rodent
rraneann l y ll, Kon, Neder. Akad. Wetensch. sB. 70 (5). pp.
faunule from la Juliana (Murcia); its implication for the
556-576. Amsterdám.
correlation of continental and marine biozones).. Kon. Ne-
der. Akad. Wetensch.,
Ser. B., 79 (4), pp. 245-255.
Monte Pellegrino et la question des anciens isthmes de I
Amsterdam.
Siciliel.. G. R. Acad. S c i Paris, D.d 174, pp. 188-190. Paris.