Presencia de I2 y sus caracter�sticas, en diferentes mand�bulas de Myotragus Balearicus Bate
PRESENCIA DE 12 Y SUS CARACTERISTICAS, EN DIFERENTES
MANDIBULAS DE MYOTRAGUS BALEARICUS BATE
por Juan Pons Moyá y Salvador Moyá Solá.
del Grupo Espeleológico EST
Palma de Mallorca
RESUMEN
En el presente trabajo los autores proceden a la descripción de restos mandibulares, hallados en los
depósitos pleistocénicos de las cavidades subterráneas de. Mallorca y pertenecientes a Myotragus balearicus
BATE, que ofrecen la particularidad de presentar dos incisivos en cada rama mandibular. Todas ?ellas
corresponden a animales jóvenes.
Sobre el proceso evolutivo observado en la dentición del género Myotragus faltan por esclarecer alguna
cuestiones, como las relacionadas con el hallazgo de restos de mandíbulas que indican la presencia de do
Como es sabido el género Myotragus está representado en Mallorca por dos especies. La más antigu
Myotragus bate4 presenta tres incisivos en cada rama mandibular, de los que dos son de crecimiento contin
mientras que el tercero no lo es.
Por contra la segunda especie, Myotragus balearicus, presenta generalmente un sólo incisivo robusto y
crecimiento continuo, lo que constituye un resultado del curioso proceso de evolución de la dentición
Myotragus, que también se observa en otros caracteres de la misma.
balearicus, en las que se observa la presencia de dos incisivos.
Fig. 1
- -
DESCRlPClON DE LOS MATERIALES
COVA DE SON BAUZA (Establiments) (figura 1)
escaso desarrollo del incisivo piimero, así como por su escasa anchura y longitud.
Se extrajo de unos limos pardo-grisáceos algo consolidados, que recubrian una brecha de color rojiz
antiguos que se estudian.

COVA DES CORRAL DES PORCS o DES MOROS (Lloseta)
,-
:
Esta pieza es igualmente un pequeño fragmento de mandíbula izquierda muy semejante al anteriormente
:;
%
descrito de la Cova de Son Bauzá. Tiene el primer incisivo normal y el alveolo de un segundo incisivo.
Presenta los mismos caracteres que la pieza anteriormente descrita; pareGe también corresponder a un
animal muy joven.
Fue extraida de unos limos pardo-rojizos bien consolidados, hecho que dificultó grandemente la
preparación del material.
AVENC-DE N A DONZELLA (Escorca)
Mandíbula inferior de reducidas dimensiones, perteneciente a un animal cuya edad no debía exceder de
algunos meses. La longitud de esta pequeña mandíbula es de siete centímetros, y tiene aún la primera
dentición; los incisivos están rotos, siendo la sección del Ii de 5, 5 milímetros y la del segundo aproximada-
mente la mitad que la del mayor.
Este fósil se hallaba en una colada estalgmítica la cual lo englobaba. La datación es dificil, siendo la
mineralización del hueso bastante notable; se le puede atribuir una antigüedad de finales del Pleistoceno.
COVA DES FU MASSOS (Manacor)
Mandíbula derecha. Los incisivos están rotos pudiéndose observar unicamente las raices de ambos. Esta
pieza debía pertenecer, así mismo, a un animal joven, au'nque mayor que los anteriores, a juzgar por sus
molares en erupción y por su tamaño. El incisivo es también estrecho.
Se obtuvo de entre unos limos rojos, algo consolidados. Es juntamente con la de Son Berenguer una de
las más completas. Su edad parece corresponder al Pleistoceno Superi~r.
COVA DE SON BERENGUER (Santa María del Camí)
Esta mandíbula fue hallada por J. Cuerda y corresponde a un animal también joven, como lo demuestra el
M3 todavía en erupción.
Dicha pieza se extrajo de una bolsada de lirnos rojos con cantos angulosos, siendo su edad seguramente
del Pleistoceno Superior (Adrover y Cuerda 1968)
COVA DE LLENAIRE (Pollenca)
En estas dos piezas son dudosos sus posibles segundos incisivos; la huella de éstos sólo consiste en unos
pequeños vestigios de alveolos. Se trata de dos mandíbulas izquierdas, pertenecientes a animales muy
jóvenes, parecidas en tamaño a la del Avenc de Na Donzella. Fueron extraidas de unos limos rojos similares a
los de Son Berenguer, pero menos consolidados; tal vez su cronología se podría situar dentro del Pleistoceno
Superior.
J. A. Encinas extrajo una mandíbula de pequeño tamaño que presenta un claro alveolo de 12
CUEVA DE MULETA (Sóller)
El paleontólogo W. Waldren ha obtenido de este yacimiento cuantioso material arqueológico y también
numerosos restos de Myotragus., presentando algunas de sus mandíbulas los dos incisivos a que nos venimos
refiriendo. Exfi-aldas de unos estratos correspondientes al Holoceno.
AVENC DEN JOAN (Pollenca)
.
En la colección del Speleo Club Mallorca se halla la calavera de un ejemplar joven de M. balearicus
.
proviniente de esta localidad que presenta en una de sus mandíbulas restos del alveolo del segundo incisivo.
Se trata de un animal muy joven, con el M3 y el M3 todavía no totalmente erupcionados.

CONCLUSIONES
Hasta ahora eran escasísimos los restos de mandíbulas de Myotragus con dos incisivos, halladas en
depósitos pleistocénicos en cavidades subterráneas, lo cual impedía sacar conclusiones sobre ellas.
El hallazgo de diverso material que presenta esta peculiaridad nos permite hacer las consideraciones que
seguirán. El corresponder todos estos restos a individuos jóvenes parece indicarnos que el pequeño incisivo
segundo de Myotragus es una pieza no funcional presente en la dentición del animal no adulto; pieza que
seguramente era expulsada, al llegar a este estado, debido al gran desarrollo del 11.
En la actualidad nos encontramos con el problema de la presencia del 13 de la especie dé Génova ( M .
bateil, pudiéndolo situar como correspondiente a la dentición de leche al igual que ocurre con este segundo
incisivo de M . balearicus, Andrews (1914) ya había anotado este hecho con relación a éste último, pero hasta
la fecha no se había reunido el suficiente material para que se pudiera considerar como una característica
1
~ normal en la especie.
Por otra parte se observa que este caracter regresivo del segundo incisivo lo presentan algunos ejemplares
de Myotragus hasta el Holoceno inclusive, o sea hasta que se produjo la extinción de la citada especie con la
1
llegada del hombre a nuestras Islas.
NOTA
Con posterioridad a la redacción de estas lineas se han extraido varias mandíbulas procedentes de la Cova
de Llenaire; una de ellas, muy completa, presenta un claro alveolo de segundo incisivo y un l i aislado. Así
mismo el segundo de los firmantes posee varias mandíbulas con restos de los citados alveolos
correspondientes a Iz., siendo dichos alveolos muy reducidos. Todas estas piezas preséntan idénticas
características que las descritas a lo largo de este trabajo.
AGRADECIMIENTO
Para finalizar deseamos expresar nuestra gratitud a los Sres. J. Cuerda, Hno R. Adrover y J. Ginés, por su
amable asesoramiento que ha presidido la elaboración de este trabajo; y a los miembros del Speleo Club
Mallorca, entre cuyos materiales paleontológicos se encuentran algunas de las piezas
ue se ocupa la
presente nota.
ADROVER R. 1969: "Estudio comparativo de los restos craneanos de Myotragus procedentes de la sima
de Génova". Bol. Soc. Hist. Nat. Bal. T. Xlll pp 99-116. Palma de Mallorca.
ADROVER R. y ANGEL B. 1968: "El proceso de masticación en el género Myotragus" Bol. Soc. Hist. Nat.
Bal. T. X1V pp 69-104. Palma de Malloca.
ADROVER R. y CUERDA J. 1968: "Mandíbula de Myotragus con dos incisivos y dos premolares". Bol.
Soc. Hist. Nat. Bal. T. XIV pp 125-142. Palma de Mallorca.
ANDREWS C. W. 1914: "Description of the skull and skeleton of a particularly modified rupicaprine
antelope (Myotragus balearicus Batel, with a notice of new variety M. balearicus var, majo/" Phil. Trans.
Royal Soc. London. Serie B pp 281-305. pla 19-22. Londres.
CRUSAFONT M., ANGEL B:, CUERDA J. 1965: "Una nueva especie de Myotragus en la gran Balear".
Publ. Cat. Pal. Universidad de Barcelona, n.' 7.