Cova de sa Balma des Quart�
ENDINS, 36: 59 - 64
ISSN 0211-2515. Mallorca, 2014
COVA DE SA BALMA DES QUARTÓ
(Manacor, Mallorca)
por José BERMEJO 1, Tomeu MATEU 1, Borja LÓPEZ 2, Rafael MINGUILLÓN 1,
Gaspar HERRÁEZ 1 y Amparo VILLAR 1
Abstract
The survey and description of a new cave recently explored in the vicinity of s’Estany
d’en Mas (Manacor, Mallorca) is presented in this paper. The total development of the cave
is 270 m, featuring a wide spacious chamber with a rich decoration of speleothems, including
an abundance of straw stalactites of remarkable length. The cave seems to have been used
as a burial place in prehistoric times.
Resum
Es presenta la topografia i descripció d’una nova cavitat recentment localitzada als
encontorns de s’Estany d’en Mas (Manacor, Mallorca). El desenvolupament total de la cavitat
és de 270 m. Presenta una voluminosa sala, amb una rica decoració d’espeleotemes, on
destaquen abundants estalactites fistulars de notable longitud. Sembla que la cavitat fou
emprada com a lloc d’enterrament en temps prehistòrics.
Resumen
Se presenta la topografía y descripción de una nueva cavidad recientemente localizada
en las inmediaciones de s’Estany d’en Mas (Manacor, Mallorca). El desarrollo total de la
cavidad es de 270 m, presentando una amplia sala con una rica decoración de espeleotemas,
en la que destacan abundantes estalactitas fistulares de notable longitud. La cavidad parece
haber sido utilizada como lugar de enterramiento en tiempos prehistóricos.
Antecedentes
En un momento dado, en tiempos
más recientes y, posiblemente, cuando se
En este trabajo presentamos la topografía
compartimentó la balma, la entrada a la cueva
de una nueva cavidad, que fue explorada en
se ocultó mediante la acumulación de piedras,
el año 2011 por Ramón Martínez. Se localiza
quizás para evitar que los animales domésticos
en las cercanías de la cala de s’Estany d’en
penetraran en la cavidad con el consiguiente
Mas (en el municipio de Manacor). Se trata de
peligro de sufrir un accidente.
una gran sala cuyo acceso se realiza desde la
Balma des Quartó, cavidad situada en una pared
Entorno geológico
acantilada de unos 20 m de altura máxima y 300

m de longitud, paralela a la costa. El acantilado
La cueva se ubica dentro de la unidad
forma parte de una de las vertientes del barranco
geomorfológica de la Marina de Llevant. Se
que drena en dirección a s’Estany d’en Mas. El
trata de una franja litoral de contorno irregular,
desarrollo total de la cavidad es de 270 m.
de 75 km de recorrido y una amplitud variable
La cueva ya había sido utilizada por el hombre
de algunos kilómetros, limitada por acantilados
posiblemente desde tiempos prehistóricos y no
costeros de 30 m de altura media.
sólo la balma, que muestra claros síntomas de
Corresponde a una plataforma progradante,
acondicionamiento (como los compartimentos
de carácter postéctónico y edad Tortoniense-
formados por paredes de piedra seca), sino que
Messiniense (Mioceno superior, Terciario),
se utilizó también la sala interior como lugar de
que se extiende adosada a las Serres de
enterramiento.
Llevant (RODRÍGUEZ & GELABERT, 1998). La
actividad tectónica post-miocena junto con la
1 Grup d’Activitats de Muntanya i Espeleo (G.A.M.E.), Palma.
dinámica litoral, el encajamiento de la red fluvial
2 Grup Espeleològic de Llubí (G.E.LL.), Llubí.
59

y los procesos de disolución kárstica han dado
LA BALMA DE ACCESO
lugar a una costa con abundantes calas como la

de s’Estany d’en Mas, en cuyas proximidades se
El nombre de Balma des Quartó es posible
encuentra la cueva, y a numerosos sistemas de
que se deba a los compartimentos de pared seca
cavidades a lo largo de toda la costa.
en que se encuentra dividida; no obstante J. A.
Litológicamente hablando, la cueva se
Encinas en referencia a la balma dice lo siguiente:
desarrolla en las calizas del Complejo arrecifal, y
“quien me facilitó el nombre era la persona que
más concretamente en las facies de talud arrecifal
tenía la llave de la barrera de la finca, entrando
(según ROBLEDO, 2005), con presencia de
por la parte de Manacor, y quien en su momento
ostreidos (talud distal), fragmentos de algas rojas,
afirmó (hace ya unos 10 años, cuando la inventarié)
corales, bivalvos, gasterópodos, equinodermos y
que la cueva era de más o menos un “quartó” de
Halimedas (talud proximal).
superficie interna (aproximadamente 1700 m2). Si
Genéticamente hablando, el endokarst de la
bien la parte representada en la topografía es de
Marina de Llevant está claramente relacionado
solamente la mitad. Seguramente el informante
con las oscilaciones eustáticas ocurridas durante el
exageró la medida, pero su información indicaba
Plioceno y Cuaternario, debidas a las alternancias
sin duda su mayor amplitud que el de una simple
de etapas glaciares e interglaciares (GINÉS &
balma” (ENCINAS, com. pers.).
GINÉS, 1987; 1992; GINÉS, 2001; GRÀCIA et al.,
Se trata de una balma de medianas dimensiones,
2006; GINÉS et al., 2008).
24 x 16 x 7 m aproximadamente, en permanente
En la visita a la cueva se pudo constatar la
retroceso; da fe de ello la gran cantidad de bloques
existencia de ostreidos, bivalvos y pectínidos y
que se amontonan en el suelo, alguno de ellos de
de abundantes equinodermos, entre los cuales
muy reciente caída.
destacaban ejemplares excepcionales del género
Como elementos destacables, en un rincón, en
Clypeaster (Figura 1) y otros erizos irregulares.
la zona noreste de la balma, se encuentra un pozo
artificial con una profundidad que supera los dos
metros, que probablemente corresponda a una cata
Descripción de la cavidad
arqueológica. Un poco más adelante, hacia el sur,
un compartimiento en parte construido mediante
La cueva se puede dividir en dos zonas
pared de piedra seca oculta una pequeña salita de
diferenciadas, la externa o balma, y la gran sala
unos cuatro metros de longitud por algo más de
interior, ya que posiblemente se trate de dos
dos en la parte más ancha; desde ella, una ventana
cavidades genéticamente diferentes: la primera,
la comunica con la entrada a la sala interior.
fruto de la erosión epigea, mientras que la
interna puede clasificarse como una cavidad de
SALA INTERIOR
hundimiento, al menos la Sala de sa Calavera o

Sala Principal.
En la zona más meridional de la balma se
encuentra el acceso (Figura 2) a la cueva a través de
un pequeño pocete, que tal como se ha comentado
Figura 1: Fósil de Clypeaster (foto J. Bermejo).
Figura 2: Acceso desde la balma al interior de la cueva (foto
J. Bermejo).
Figure 1: Fossil of Clypeaster (photo J. Bermejo).
Figure 2: Access from the outside rock-shelter to the inner
cave (photo J. Bermejo).
60

COVA DE SA BALMA DES QUARTÓ
( Manacor )
Top. J. Bermejo, B. López, Tomeu Mateu, A. Villar, R. Martínez,
G. Herraez, R. Minguillon, V. Pardo, T. Cordón
Coordenadas: 526420 4374120 datum etrs 89 - 23 m.
Fecha inicio 22/01/2012 Fecha nalización 10/03/2012
GAME - GELL
SECCIÓN - g,G
SECCIÓN - h,C,H
0 m.
PERFIL - A,B,C,D,E,F
0
20
5
10
m.
A - 12,4 m.
G
J
J
j
PERFIL BALMA
h
A
D
j
C
g
B
E
H
J
F
Nm.
0
5
10
20
m.
61

Figura 3: Sobre un impre-
sionante caos de bloques
se ha desarrollado un her-
moso macizo estalagmíti-
co (foto J. Bermejo).
Figure 3: A beautiful sta-
lagmitic massif has been
formed upon an impressi-
ve accumulation of blocks
(photo J. Bermejo).
anteriormente, se encontraba originalmente
Si nos fijamos en las paredes de la sala, y
relleno de piedras, hasta ser desobstruido por
en los bloques caídos esparcidos a lo largo de la
Ramón Martínez el 4 de Enero del 2012. Una
misma, observaremos acumulaciones de fósiles
vez en la base del mismo, el suelo se vuelve
de equinodermos de grandes dimensiones,
completamente horizontal y el techo es tan bajo
algunos pectínidos y ostreidos. Todos ellos nos
que no nos permite recuperar la verticalidad
confirmarán el origen arrecifal de los materiales
hasta pasados unos cuantos metros, al acceder
calcáreos en los que se ha desarrollado la
a lo que se conoce como Sala de sa Calavera.
cavidad.
Nada más acceder al interior de la sala
Podemos seguir avanzando hacia la
nos encontraremos en un lugar polvoriento
zona más profunda, por el oeste, sin grandes
y recubierto de un gran número de raíces y
problemas ya que, incluso, nos encontraremos
avanzaremos entre columnas dejando a nuestra
una rampa de piedras construida por la mano del
derecha un macizo estalagmítico. Si pasamos
hombre para facilitarnos el acceso.
al lado opuesto del mismo, encontraremos
En el descenso, y a nuestra izquierda,
una pequeña galería que nos conducirá a una
pondremos cuidado en ir observando el caos
pequeña salita de continuidad imposible, en un
de bloques que forma el centro de la cavidad,
nivel inferior junto a la entrada.
si no queremos perdernos algunos ejemplares
La Sala de sa Calavera propiamente dicha
de toberas (Figura 4). Por la información de
consiste en una sala de hundimiento de grandes
que disponemos, en Mallorca solo se tiene
dimensiones, donde gran parte de los bloques
constancia de respiraderos y toberas (cave rims)
desprendidos del techo se encuentran cubiertos
en la cova des Pas de Vallgornera (Llucmajor).
por coladas de calcita.
Su génesis está relacionada con su posición en
La sala es de gran belleza (Figura 3) y no nos
el nivel superior de la cavidad, por encima del
dejará indiferentes desde el primer momento. Su
nivel freático (MERINO et al., 2009); por tanto no
longitud ronda los setenta metros y desciende a
es descartable la existencia de un nivel inferior
través de una fuerte pendiente de E a O, aunque
bajo el caos de bloques cubiertos de calcita.
nosotros podemos hacerlo en dirección SO hasta
Una vez situados en el fondo de la cavidad,
llegar a la zona más profunda. La sala presenta
y sobre un suelo completamente horizontal
una gran altura, llegando, en algún punto a estar
cubierto de sedimentos, ya que este lugar hace
a escasos metros del exterior.
las funciones de sumidero, podremos contemplar
En el centro de la sala, en la zona más
un grupo de estalactitas fistulares translúcidas
elevada, destaca una hermosa colada parietal
a las que les falta poco para alcanzar el suelo
en forma de cascada, que esconde en su interior
(Figura 5). Estamos a -12,5 m de la superficie y
una pequeña salita.
a 10,5 m por encima del nivel del mar.
62

Podemos volver sobre nuestros pasos hasta
llegar al inicio de la sala para, desde allí, ir
ascendiendo hacia el este, dejando a la derecha
la colada parietal y la pequeña sala que existe en
su base. Una vez alcanzada la zona más alta y
frente a nosotros, podremos observar un grupo
de preciosos gours, carentes de agua.
Continuando en dirección sur entre el macizo
estalagmitico, que ahora se encuentra al oeste,
y tras superar un paso bajo accederemos a otro
grupo de gours y a una zona donde abundan
los restos óseos humanos y trozos de cerámica
negra. Su presencia confirma que estamos ante
una cueva de enterramiento.
Si seguimos descendiendo sobre la cresta
Figura 4: Uno de los respiraderos o toberas existentes en
del derrumbamiento, llegaremos hasta una
los bloques que forman el suelo de la sala principal
(foto J. Bermejo).
de las zonas más bellas de la cavidad, rica en
todo tipo de formaciones, destacando un grupo
Figure 4: One of the vents existing among the rock blocks
de estalactitas fistulares, y donde sobre alguna
that cover the floor in the main chamber (photo J.
columna se desarrollan delicadas excéntricas.
Bermejo).
Además, en las cercanías podremos observar
formaciones coraloides tanto en el techo como
en el suelo de la cavidad.
El regreso lo podemos hacer por una galería
que transcurre por el este y sobre el borde
que cierra la sala dejando una pequeña salita
Agradecimientos
por la izquierda, oculta por las abundantes
formaciones. En este lugar también se ha
Especial agradecimiento a Ramón Martinez,
detectado la existencia de una tobera. Un poco
el descubridor de las continuaciones, por haber
más adelante un paso estrecho pondrá a prueba
contado con nosotros para la realización de este
nuestra habilidad para posteriormente acceder a
trabajo. A Vicente Pardo y Tomás Cordón, por
la zona de la salida.
acompañarnos en la última jornada topográfica.
Figura 5: Un bosque de
delicadas estalactitas fis-
tulares pende del techo en
el rincón más al sur de la
cueva (foto J. Bermejo).
Figure 5: A forest of delicate
straw stalactites are suspen-
ded from the ceiling in the
southernmost corner of the
cave. (photo J. Bermejo).
63

Bibliografía
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1987): Características espeleológicas del
MERINO, A.; FORNÓS, J.J. & ONAC, B. (2009): Datos preliminares
karst de Mallorca. Endins, 13: 3-19.
sobre la mineralogía de los precipitados asociados a los
GINÉS, A. & GINÉS, J. (1992): Las Coves del Drac (Manacor,
respiraderos y toberas existentes en la Cova des Pas de
Mallorca). Apuntes históricos y espeleogenéticos. Endins, 17-
Vallgornera (Llucmajor, Mallorca). Endins, 33: 99-104.
18: 5-20.
ROBLEDO, P. (2005): Los paleocolapsos kársticos en las plataformas
GINÉS, J. (2001): El karst litoral en el levante de Mallorca: una
carbonatadas del Mioceno superior de Mallorca: análisis
aproximación al conocimiento de su morfogénesis y cronología.
geográfico, geológico, genético y evolutivo. Tesi Doctoral.
Endins, 24: 143-154.
Departament de Ciéncies de la Terra. Universitat de les Illes
GINÉS, J.; GINÉS, A.; FORNÓS, J.J.; GRÀCIA, F. & MERINO, A.
Balears. 359 pàgs. Inèdit.
(2008): Noves observacions sobre l’espeleogènesi en el Migjorn
RODRIGUEZ, A. & GELABERT, B. (1998): Geologia de Mallorca.
de Mallorca: els condicionants litològics en alguns grans
In: FORNÓS, J.J. (ed.) Aspectes geològics de les Balears.
sistemes subterranis litorals. Endins, 32: 49-79
Universitat de les Illes Balears. 10-38. Palma de Mallorca.
GRÀCIA, F.; CLAMOR, B.; FORNÓS, J.J.; JAUME, D. & FEBRER, M.
(2006): El sistema Pirata - Pont - Piqueta (Manacor, Mallorca):
geomorfologia, espeleogènesi, hidrologia, sedimentologia i
fauna. Endins, 29: 25-64.
64