Apuntes para un estudio socio-econ�mico de la espeleolog�a en nuestro pa�s
APUNTES PARA UN ESTUDIO SOCIO-.ECON01-1•ICO DE LA
ESPELEOLOGIA 7.N 191.17.3n.?..0 PAIS.
......
.• ,
,
Por . •
J. A. Encinas S.
Capitulo I.- COSTOS DL:.172(,2"TO3 •
INT;ZODUCCION
Parece que nunca nos hornos detenido a pensar en las consecuencias que -
arrastra nuestra coman ¿afición espelooleqica.
Parece que la Espoleologl'adel pais es pobre en recursos económicos y sus
practicantes e investigadores no disponen de medios algunos a su alcance pa-
ra mejor desarrollar la actividad.
Estos apuntes pretenden despojar posibles dudas y exponer unas "paginas
blancas" de nuestra Espeleología, que si ol Consejo de ,.-Zedaccien de "EN --
DINS" y los mediosoconernicos lo permiten,aPareCerAm. en nameros suc e
sivos de nuestra publicación.
No pretendemos elaborar unas teoria.s de gestión, ni siquiera sacar unas -
conclusiones basadas .'en los apuntes que presentaremos; el único objetivo jus
tificado de estas notas os recoger, cribar y exponer unos datos, unas cons-
tantes, y unas características que, aunque todos conocernos, casi nunca Se
han tenido en cuenta.
Hoy DINERO .'- La Asarn
. blea Ñacinal de Espeleólogos, celebrada corres-
pondiendo al I Congreso Nacional, marcó una referencia al producirse una
excisión y una protesta, firrnada por los componentes de lo que deSpU6s se
die en llamar "el manifiesto de los treinta y tres" El Comite Nacional des -
bloqueó esta Asamblea y permitió una discusión libre.
Tras un debate en que la mayoría expresé) la necesidad de divorciar la 12s-
peloologfa del Deporto como finalidad, todos parocian de acuerdo en desnu-
dar do ropajes deportivos a nuestra ciencia, pero... el C.N.E. so nutre eco
nornica, legal y burocrticamonto de una federación deportiva, sin cuya ayu
da, parece sor , no podría existir.
El 'origen es a la histeria lo quo la burocracia es a la ley.
Encuadrados en un orgarOsmo deportivo, gran parte do la afluencia de ne6-
fitos en Espeleología, vendran a traves do las relaciones deportivas y esto -
mismo elemento humano debo atenerse al cumplimiento de las normas que
existan; Por lo tanto una decisión do la Asamblea Nacional, expresando la
postura de mantenerse dentro do las esferas deportivas, principalmente en
orden a obtener una asignación económica oficial y secundariamente en aten-
ción a cubrir unas necesidades legales, supone un efecto acumulativo do e ir
cunstancias quo lacran la posibilidad de una progresiva resoluci'on del pro-
blema.

Unoá'hOrneros:
ingreso anual bruto, en el C.N.E., recibido a trames de
y dio-
tribuido por las federaciones regionales respectivas ( 1 ).
( 1 ).- Segar' el presupuesto oficial para 1973, comunicado en circular del ,


Cornito Nacional do 'Espeleología (C.N.E.) a sus organismos dependientes.
313b,-->1

791.500 pts.
litunero de "csp3136logos" inscritos en el C .N.1 .

5.310
Ingreso anual que, to6ricamente corresponde a
cada "espelelnogo" (de simple valor indicativo) . .
136,21
Ahora bien:
•Importo anual do la cuota individual al Grupo Espe--
lool/Sgico, sin contar gastos especiales, equipo perso-
nal, oto

600
Importe anual do la cuota individual a la Socci6n
de 1,11ontaZa, Centro o Entidad social correspondiente •
600 "
Importe anual do la cuota individual, o ,E.rbono.do
la tarjeta do identidad y seguro a la 77óc-1.:-..xci.
intailr'


100
Abonos totales closemb-Asados por cada nosp9-
10logo" anualmente, fodora.do, hasta 1973 . .
• •
1.300 II

Inversionos totales desembolsadas anualmente por
los espol36logos {:GCle
rados do todo 31 pais:
A los grupos Espelsoló g icos . ....
. t

3.436.000 pto.
A las entidades Sociales.
. •

3.406 000
Directamente a las l'adoraciones de rnontanismo y
seguro.
.


501.000 •"
TOTAL NI7 7" 0 •
7.553.000 pto.
No pretendemos que esto datos sean rigurosamente exactos, pero con-
cretamente en el caso de los 70 "espeleólogos" de Baleares (1973) la cifra
media de abonos efectuados por cada individuo, est1'. por encima do la
flejado (2).
•..---.1enunciamos a sondear una rolaci6n de COSTOS TOTAL= de material
desplazamientos, actos culturales, relaciones burocrIticas, etc. etc. (3)
quo anualmente sufre cada Grupo.- Una comparació'n con las compensacio-
nes económicas que aisladamente pudieran darse en algem.Grupo, nos por
mitiria apreciar con toda su profundidad esta problema oconSmico.
Desde luego no ignorarnos que los presupuestos oficiales, si os que se •
consi gue, es la base de solicitudes, reglamentaciones y no pocas gestio-
nes, por lo que no podemos, actualmente criticar 10 desproporción de los
medios ante los fines, sino s6lo solalar como las limitaciones económi-
cas estIn aparentemente por encima de la decisi6n de la 7- r odaración que,
_:lespues de todo, abono una cantidad superior a la que recibe en concepto
•-•e asociados.
Pero hornos prometido no soaalar conclusiones, sino sólo exponer....
La 72:speloologfa Nacional, con sus pobres recursos alimente en parte, -
(valga la expresi6n) a I.:ntidades sociales diversas, antes que apuntar sus
-.:7-fuerzas a resolver problemas interiores. Hay algtan caso en que

•-n
`7,rupos Espoleológieos tuvieron quo gestionar el reconocimiento de una de--
legaci i on da la 7.,E.M. buscarlo crear una -2.ntidad Social que pudiera ad-
mitir una Sección de llontaña, dentro de la cual remendar una sub sección
cledic.2,da. a /a espeleología y, por Wtimo, recorrer de nuevo el camino bu--
rocrtico, ahora a la inversa en orden a obtener el oportuno reconocimiento
oficial
,
del Grupo o 2,quipo do -spc3.2.eo.ogia.
(2).- La asignación oficial para la Delegación Balear de Espeleología, de-
pendiente do Barcelona, para 1973, fue de 12.000 pts.
(3).- Cualquier dirigente de Grupo Espeleol6gice .sabe que . Sólo los gastos
de material superan las entradas efectivas del Grupo, el cual se limita, flor
malmente, a emplear s ,,I)lo el material que sus recursos económicos permi-
ten..
Sabemos que se nos objetaran ciertas razones (que no suponemos de mu-
cho pese), oPonióndose a nuestra elaboración de nilmeros, pero francamen
te• • • •
Barcelona, 10 d3 Noviembre do 1973.